Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 21 de julio de 2016

Dosier: Los Pueblos del Mar y los filisteos.

Dosier: Los Pueblos del Mar y los filisteos.

Propuesta de mapa de Canaán antes de la conquista judía por Josué.

Fuentes.
Internet. Filisteos.
[https://es.wikipedia.org/wiki/AsdodUna de las cinco ciudades-Estado.
[https://es.wikipedia.org/wiki/EcrónUna de las cinco ciudades-Estado.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Gat] Una de las cinco ciudades-Estado.
Internet. Pueblos del Mar.

Libros.
Cline, Eric H. 1177 a.C. El año en que la civilización se derrumbó. Trad. de Cecilia Belza. Crítica. Barcelona. 2015. 352 pp. El hundimiento del reino hitita y otros de Oriente Próximo por causas medioambientales, revueltas y la invasión de los Pueblos del Mar, en el Bronce final.

Artículos.
Serrato, Fran. Israel halla los restos de Gat, la ciudad del gigante Goliat. “El País” (9-VIII-2015). Era una poderosa ciudad durante los siglos X y IX aC.
Agencia EFE. Hallan en Israel el primer cementerio de los bíblicos filisteos. “ABC” (11-VII-2016). Una necrópolis en la ciudad de Ascalón, datada en los siglos XI-VI aC.

Redacción. Antiguo cementerio en Israel podría reformar la historia de los filisteos. “The New York Times” (12-VII-2016). Las tumbas de Ascalón muestran prácticas funerarias muy diversas, distintas a la de los cananeos, lo que demostraría un origen exógeno de los filisteos y corroboraría que eran parte de los Pueblos del Mar.

domingo, 17 de julio de 2016

HMC UD 07. El pensamiento político y económico del siglo XIX.

HMC UD 07. EL PENSAMIENTO POLÍTICO Y ECONÓMICO DEL SIGLO XIX.

El socialismo y el marxismo.
Los dos principales pensadores socialistas fueron los alemanes Marx y Engels.

Friedrich Engels y Karl Marx.

En 1848, poco antes de estallar la revolución en Europa, estos dos emigrados en París publicaron un folleto titulado Manifiesto Comunista, en el que exponían los principios de una nueva teoría socialista:
-La lucha de clases es el motor de la Historia.
-El proletariado debe organizarse para acabar con la burguesía.
En contraposición a los socialistas utópicos, al marxismo se lo llamará socialismo científico, porque parte de una realidad económica y social concreta para establecer después unas leyes y unas reglas de conducta y acción.
Para Marx la economía es el fundamento de la Historia y la sociedad se articula en función de las relaciones de producción (materialismo histórico).
Marx considera que la acumulación de capital permite la reproducción del sistema de producción capitalista, de resultas de la plusvalía producida por los trabajadores y apropiada y no consumida por los capitalistas. La “acumulación originaria” inicia la destrucción de las relaciones sociales del modo de producción feudal y precede y asegura el paso al capitalismo.
Los hombres no viven ni actúan aislados, sino que forman grupos sociales diferentes, que siempre se han enfrentado entre sí (lucha de clases). De la lucha entre proletariado y burguesía debe salir la destrucción del sistema capitalista y la conquista del Estado por parte del proletariado. El capitalismo quedará desmontado cuando desaparezca la propiedad privada de los medios de producción. Entonces desaparecerán las clases sociales, todos los hombres serán iguales y ya no habrá más lucha de clases. Esto se conseguirá mediante una etapa previa de dictadura del proletariado y cuando esto esté conseguido, el Estado podrá desaparecer.
El marxismo alcanzó gran difusión entre el proletariado europeo y llegó por primera vez al poder en Rusia, mediante la revolución de 1917.

El anarquismo.
Ya un pensador inglés, Godwin, defendió en 1793 la desaparición del Estado, la propiedad privada y el matrimonio. Hacia 1848, algunos socialistas utópicos como Proudhon derivaron hacia el anarquismo, teoría social y política que pretende la supresión del Estado, otorgando una ilimitada libertad al individuo. Proudhon escribió que “La propiedad es un robo” y fue el socialista utópico que más influyó en el anarquismo.


Bakunin.

Su principal pensador fue Bakunin (1814-1876), un aristócrata ruso que huyó de su destierro en Siberia, y vivió en Francia, Italia e Inglaterra. Sus ideas básicas eran: el ateísmo, la exaltación de la libertad del individuo, la eliminación del Estado (y del ejército), el rechazo de toda autoridad, la necesidad de la revolución campesina y de la revolución hecha por las masas de una manera espontánea, y de la huelga general revolucionaria por los proletarios. La sociedad se organizaría a base a comunas (grupos de hombres y mujeres) autónomas, gobernadas en régimen de autogestión mediante sufragio universal (tanto masculino como femenino), con propiedad colectiva del capital y de la tierra pero no de la producción. Las distintas comunas podían federarse o separarse libremente. Como los anarquistas querían suprimir el Estado, su enfrentamiento se haría mediante la abstención absoluta de la vida política, la huelga y la revuelta individual.
Kropotkin (1842-1921), otro aristócrata ruso, residió en Gran Bretaña, Suiza y Francia. Fue el teórico del anarco-comumismo, una variante más moderada en la acción política y más atenta a la protección de la naturaleza.
Otros influyentes pensadores anarquistas de finales del siglo XIX fueron el escritor ruso Tolstói y los franceses Réclus y Grave.
El anarquismo se extendió sobre todo por tres países europeos: Rusia, Italia y España, con una fuerte base agraria. Algunos grupos anarquistas propugnaron la “propaganda por el hecho”, mediante el terrorismo, con famosos atentados contra personalidades políticas (Cánovas y Canalejas fueron asesinados por anarquistas) o clases sociales determinadas (la bomba del Liceo de Barcelona en 1893 contra la alta burguesía).
Ya en el siglo XX se calmó la oleada terrorista y los anarcosindicalistas apoyaron los sindicatos obreros de tendencia revolucionaria. El anarquismo desapareció como fuerza importante en la I Guerra Mundial, salvo en España donde la CNT perduró potente hasta 1939. Después de 1968 hubo un renacer de conceptos anarquistas como la autogestión, el antimilitarismo, la denuncia de la arrogancia del poder, el rechazo del consumismo, que fueron recogidos por distintos movimientos contraculturales y de acción ciudadana para cuestionar el orden imperante.


El pensamiento económico del siglo XIX.

El pensamiento político del siglo XIX.

UD FUENTES.
Internet.
Películas.
Documentales.
Exposiciones.
Libros.

Artículos. Orden cronológico.

Dosier: Pensamiento económico en el siglo XIX.
Libros.
Smith, Adam. Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las nacionesFCE. México. 1958 (1776 inglés). 917 pp.

Dosier: Pensamiento político en el siglo XIX.
Artículos. Orden cronológico.
Arroyo, Francesc. La segunda juventud de Marx. “El País” (28-VI-2013) 34-35. El marxismo renace: se vuelve a publicar al filósofo, economista y politólogo alemán Karl Marx.

lunes, 11 de julio de 2016

Dosier: El conflicto de Irak (2003) y las responsabilidades penales.

Dosier: El conflicto de Irak (2003) y las responsabilidades penales.
*La entrada proporciona materiales sobre la Segunda Guerra del Golfo (2003) y las posibles responsabilidades penales y/o políticas de los dirigentes que la promovieron, en especial Bush, Blair y Aznar.


Blair, Bush y Aznar en la reunión de las Azores en la que decidieron la invasión de Irak (2003).

FUENTES.
Internet.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Irak]
[http://elpais.com/tag/guerra_irak/a]
[http://www.elmundo.es/especiales/2003/02/internacional/irak/ardebagdad.html]

Libros.
Scahill, Jeremy. Blackwater: The Rise of the World’s Most Powerfull Mercenary ArmyNation Books. 2007. 560 pp. Monografía del periodista Jeremy Scahill (1975) sobre la poderosa empresa de mercenarios Blackwater USA, que ha luchado en la guerra de Irak y Afganistán.
Scahill, Jeremy. Guerras sucias. Planeta. Barcelona. 2013. 872 pp. Monografía sobre las guerras encubiertas de EE UU en Somalia, Yemen, Irak, Afganistán o Pakistán. Pérez-Lanzac, Carmen. Jeremy Scahill. ‘Naciones Unidas tiene un doctorado en hipocresía’. “El País” (11-X-2013) 68.

Artículos.
Guimón, P. El epitafio del titán laborista. “El País” (7-VII-2016). La intervención de Tony Blair en la guerra de Irak hundió su carrera y su prestigio, pero perdura su legado.
Guimón, P. La investigación sobre la guerra de Irak fulmina la gestión de Blair. “El País” (7-VII-2016).
Bassets, Lluís. Buenismo belicista. “El País” (7-VII-2016). Tony Blair reivindica la relación especial de Reino Unido con EE UU como explicación a sus errores.
González, Miguel. Aznar y Blair pactaron una estrategia para hacer ver que intentaban evitar la guerra. “El País” (7-VII-2016).
Ferrer, Isabel. La Haya carece de competencias para sancionar a los responsables. “El País” (7-VII-2016).
Bassets, Lluís. La impunidad del hombre blanco. “El País” Ideas (10-VII-2016). Aunque Tony Blair no sea juzgado, Reino Unido ha hecho una contribución indudable a la justicia universal con el ‘informe Chilcot’.

domingo, 10 de julio de 2016

EE UU. Dosier: El racismo. El racismo y la violencia policial.

EE UU. Dosier: El racismo. El racismo y la violencia policial.



Policías en Dallas, el 8 de julio de 2016, afrontando a un francotirador.


El editorial El problema racial [“El País” (20-VIII-2014)] resume la gravedad de la situación y la necesidad de renovar las políticas de integración social:
‹‹Las protestas y disturbios que se han producido tras la muerte de un joven negro por disparos de un policía en la localidad estadounidense de Ferguson, en el Estado de Misuri, han sacado a la luz de nuevo las tensiones raciales en Estados Unidos que, aunque teóricamente se han resuelto en las leyes, siguen siendo una de las grandes asignaturas pendientes de la principal potencia mundial.
Los seis tiros que recibió Michael Brown, un joven negro de 18 años —dos de ellos en la cabeza, según la autopsia encargada por la familia—, fueron disparados por un oficial de policía blanco hace 11 días y han sido el detonante de una oleada de manifestaciones y protestas que hasta ahora se han saldado con decenas de detenidos, el despliegue de la Guardia Nacional y la intervención en dos ocasiones de Barack Obama llamando a la calma y recordando a cada uno sus obligaciones: a los manifestantes, la de respetar la ley, y a la policía, la de utilizar la fuerza con proporcionalidad.
Muy lejos queda ya 2008, cuando Obama se convirtió en el primer presidente negro en la historia de EE UU y académicos, sociólogos y periodistas abusaron de la expresión América posracial como un reflejo de que el país norteamericano había dejado atrás una era de discriminación y prejuicios. El microcosmos de Ferguson sirve, sin embargo, como ejemplo de que hay una sospechosa desproporción en las actuaciones contra la comunidad negra. Mientras el 65% de la localidad de poco más de 21.000 habitantes es negra, el 94% de los policías son blancos. El 84% de los automóviles que estos agentes detienen para solicitar la documentación están conducidos por negros y el 92% de los detenidos son negros. A estos datos hay que sumar un 21% de familias que viven bajo el umbral de pobreza y una comunidad en la que no resulta excepcional que se obstaculice la integración negra por un sentimiento discriminatorio que viene de muy lejos. Esa situación, con variantes, se repite desigualmente a lo largo y ancho de la geografía de EE UU.
A estas condiciones hay que sumar un comportamiento policial que en demasiadas ocasiones es objeto de críticas justificadas por el excesivo uso de la fuerza, la presencia entre el material que utilizan los agentes —especialmente en momentos de tensión— de armas y vehículos cuyo destino anterior ha sido la guerra de Irak y una falta de iniciativa política a la hora de abordar unas políticas raciales que el actual inquilino de la Casa Blanca ha evitado escrupulosamente como bandera.
Estados Unidos ha demostrado que puede ser el país más poderoso del mundo y una de las mayores democracias con una sociedad multirracial, basada en la inmigración y con un ordenamiento legal que garantiza la plena igualdad de sus ciudadanos. Pero estallidos como el de Ferguson demuestran que todavía queda mucho por hacer y que los problemas que se ignoran no solo no desaparecen, sino que tienden a aumentar, a veces desproporcionadamente.››

El editorial Horror en Dallas [“El País” (9-VII-2016)] resume ante el enésimo acto violento asociado al racismo y la policía:
‹‹El asesinato de cinco policías en Dallas durante una protesta pacífica por la muerte —en Minnesota y Luisiana— de dos ciudadanos negros a manos de agentes de las fuerzas del orden ha revelado con toda crudeza la profundidad de la brecha racial que atenaza a la sociedad estadounidense. El presidente Obama, extremadamente sensible a los abusos policiales, ha sido igualmente firme en su condena de lo ocurrido en Dallas, que ha calificado de “atroz, calculado y deleznable”.
A pesar de los innegables avances legislativos desde los años sesenta para eliminar la discriminación, las tensiones raciales siguen presentes en la sociedad, en un país en el que, además, el laxo control de las armas hace sencillo el recurso a la violencia mortal. Los crímenes cometidos en la ciudad texana son especialmente graves si, como apuntan las investigaciones, se trata de un acto premeditado y ejecutado con el único fin —en palabras de su autor— de “matar policías blancos”.
Las cifras de muertes por la policía —y las de policías muertos, como en este caso— revelan con crudeza el alcance del problema. En el último año la policía ha matado a 509 personas, 123 de las cuales eran negras, una proporción —el 24%— que duplica el tamaño de la población afroamericana, que solo representa el 12% del total.
Junto con el control de armas, la reparación de lazos entre esta comunidad y las fuerzas del orden son problemas pendientes que dejará Obama a quien le suceda. Su histórica llegada a la Casa Blanca es prueba innegable de los avances en igualdad y derechos civiles. Pero, como muestran estos episodios, cambiar las leyes no es suficiente si no cambian las mentalidades que dan alas al racismo y a la violencia.››

FUENTES.
Libros.
Coates, Ta-Nehisi. Between World an Me. Spiegel & Grau. Nueva York. 2015. 176 pp. Entre el mundo y yo. Seix Barral. Barcelona. 2016. Ensayo en el que Coates (Baltimore, 1975), exprofesor de literatura y periodista, denuncia el racismo en EE UU, en forma de carta a su hijo. Fragmento: Carta a un joven afroamericano. “El País” Ideas (16-X-2016). La policía estadounidense tiene autoridad para destruir el cuerpo de los afroamericanos. Reseña de Pereda, C. F. La América brutal de Ta-Nehisi Coates. “El País” Babelia 1.237 (8-VIII-2015) 4. / Lindo, Elvira. El Tolstói de los zulús. “El País” (22-X-2016). / Lozano, Antonio. Ta-Nehisi Coates. ‘Me aterroriza que con el adiós de Obama retrocedan los derechos civiles’. “Magazine” (23-X-2016).
Davis, Angela. Democracia de la abolición. Trad. de Irene Fortea. Trotta. Madrid. 2016. 192 pp. Reseña de Pardo, Carlos. Tren de medianoche. “El País” Babelia 1.271 (2-IV-2016) 3.
Gattis, Ryan. Seis días. Trad. de Javier Calvo. Seix Barral. Barcelona. 2016. 496 pp. Monografía sobre los peores disturbios raciales en la historia de Los Ángeles, ocurridos en 1992. Reseña de Xinénez, P. Vidas en el infierno de Los Ángeles. “El País” Babelia 1.267 (5-III-2016).

Películas.
Selma (2014). EE UU. Género: histórico. Dirección: Ava DuVernay. Intérpretes: David Olewoyo, Ophrah Winfrey. Película-documental sobre la marcha afroamericana de 1965. Reseña de Pereda, C. F. Un puente de Selma a Ferguson. “El País” (16-I-2015) 60.

Artículos.
Bassets, Marc. Historia inacabada. “Magazine” (18-VIII-2013) 32-41. La difícil integración de la minoría negra, que sigue padeciendo graves problemas de delincuencia, paro, escasa educación...
Basterra, Francisco G. (texto); Davidson, Bruce (fotos). Martin Luther King. Un sueño casi cumplido. “El País” Semanal 1.926 (18-VIII-2013) 56-64. Se cumple el cincuenta aniversario de la gran marcha por los derechos civiles que llegó a Washington el 28 de agosto de 1963, liderada por Martin Luther King, durante el mandato de Kennedy.
Caño, Antonio. De King a Obama, el sueño continúa. “El País” (25-VIII-2013) 2-3.
Editorial. El problema racial. “El País” (20-VIII-2014) 20.
Bassets, Marc. Un trauma aún por superar. “El País” Domingo (24-VIII-2014) 1-3. La brecha racial en EE UU crece, espoleada por la crisis económica.
Bassets, Marc. La expansión urbana de las fallas raciales. “El País” (25-VIII-2014) 6. Las divisiones administrativas del Medio Oeste propician la segregación.
Jiménez, V. Los soñadores latinos alzan la voz. “El País” (29-X-2014) 10. Los jóvenes activistas hispanos presionan.
Faus, Joan. La tensión social rebrota en EE UU. “El País” (26-XI-2014) 2-3.
Faus, Joan. Una matanza racista agita los peores fantasmas de EE UU. “El País” (19-VI-2015) 10. Un joven blanco de 21 años, Dylann Roof, asesina a nueve personas en una iglesia afroamericana de Charleston (Carolina del Sur).
Monge, Yolanda. Obama insta otra vez a abrir el debate sobre las armas. “El País” (19-VI-2015) 10.
Faus, Joan. El asesino confeso de EE UU quería ‘una guerra racial’. “El País” (20-VI-2015) 6.
Faus. J. ‘Alguien tiene que hacerlo realidad, y creo que debo ser yo’. “El País” (21-VI-2015) 4.
Bassets, Marc. Obama se estrella contra la brecha racial y el control de las armas. “El País” (21-VI-2015) 4-5.
Ximénez de Sandoval, P. Angela Davis. ‘La  pena capital es racista’. “El País” Babelia 1.271 (2-IV-2016) 2-3.
Mars, Amanda. Los problemas estructurales de EE UU 2. La segregación racial. Las cosas aún son blancas y negras. “El País” (1-XI-2016).

Bassets, M. La victoria del magnate reaviva temores escondidos en EE UU. “El País” (20-XI-2016). Se reaviva el racismo.

Dosier: El racismo y la violencia policial.
Pereda, Cristina F. EE UU reabre sus heridas raciales. “El País” (26-III-2012) 5. La muerte de un muchacho negro provoca denuncias de racismo.
Monge, Yolanda. La herida racial se reabre en EE UU. “El País” (15-VII-2013) 2-3. Un jurado de Florida absuelve a un vigilante blanco de la muerte de un joven negro y se desatan protestas en varias ciudades.
Monge, Yolanda. Obama: ‘Trayvor Martin podría haber sido yo’. “El País” (20-VII-2013) 4. Crece la indignación por la absolución de Zimmerman, el vigilante que mató a un muchacho negro en Florida.
Monge, Yolanda. La comunidad negra de EE UU pide justicia. “El País” (21-VII-2013) 2-3.
Monge, Yolanda. La intervención de Obama rompe el tabú. “El País” (21-VII-2013) 3.
Faus, Joan. Ciudad negra contra policía blanca. “El País” (15-VIII-2014) 6. Disturbios raciales en Ferguson (Misuri).
Bassets, Marc. Los disturbios se desbordan en Misuri. “El País” (20-VIII-2014) 2.
Bassets, Marc. Estados Unidos, capital Ferguson. “El País” (26-XI-2014) 3.
Bassets, Marc. La crisis de Ferguson persigue a Obama. “El País” (27-XI-2014) 2-3. Las protestas se extienden por EE UU.
Faus, Joan. El ‘caso Brown’ acentúa la brecha racial en EE UU. “El País” (28-XI-2014) 7.
Jiménez, V.; Pozzi, S. Harlem se indigna por los episodios de discriminación racial en EE UU. “El País” (5-XII-2014) 6.
Jiménez, V. Golpe a la convivencia racial en Nueva York. “El País” (6-XII-2014) 4. La exoneración de un policía blanco en el ‘caso Garner’ desata las críticas.
Jiménez, V.; Ayuso, Rocío. Miles de personas piden cambios contra la violencia policial en EE UU. “El País” (14-XII-2014) 8.
Faus, Joan. Washington acusa a la policía de Ferguson de discriminación racial. “El País” (5-III-2015) 4.
Monge, Yolanda. El vídeo que reabrió la herida. “El País” (9-IV-2015) 8. Una grabación muestra que un policía blanco asesina a un afroamericano desarmado, en North Charleston (Carolina del Norte).
Monge, Yolanda. La crisis racial estalla otra vez en EE UU. “El País” (29-IV-2015) 2-3. Disturbios en Baltimore tras la muerte de un joven negro detenido.
Basterra, Francisco G. Todavía hay color. “El País” (29-IV-2015) 2.
Ayuso, Silvia. ‘Estamos hartos del racismo’. “El País” (29-IV-2015) 3.
Ayuso, Silvia. Baltimore se calma, pero la ira de los negros persiste. “El País” (30-IV-2015) 5.
Ayuso, Silvia. La rapidez de la investigación aplaca a Baltimore. “El País” (3-V-2015) 6.
Bassets, Marc. Baltimore expone la brecha de EE UU. “El País” (4-V-2015) 2-3.
Pereda, C. F. Absuelto el policía de Ohio que mató al niño de la pistola falsa. “El País” (29-XII-2015) 8.
Mars, Amanda. La muerte de dos hombres negros por la policía reabre la herida racial en EE UU. “El País” (8-VII-2016).
Editorial. Horror en Dallas. “El País” (9-VII-2016).
Ximénez, P. Un veterano ‘enfadado con los blancos’ mata a 5 policías en EE UU. “El País” (9-VII-2016). Micah Johnson tomó como pretexto las últimas muertes a manos de la policía pero tramaba  su crimen desde mucho antes.
Ayuso, S. Afroamericano y condecorado por la guerra de Afganistán. “El País” (9-VII-2016).
Ximénez, P.; Marcial, D. ‘No me gusta la policía, pero sí los policías’. “El País” (9-VII-2016). Los ciudadanos tienen experiencias muy distintas sobre las fuerzas de seguridad y creen que hubo varios factores: el racismo, las armas, la percepción de la policía como autoridad.
Ayuso, S.; Pereda, C. F. La desigualdad ante la ley alienta las protestas. “El País” (9-VII-2016).
Galarraga, Naiara. La revolución tecnológica que documenta el abuso y eleva la ira. “El País” (9-VII-2016). Las grabaciones en vídeo y las redes sociales facilitan la denuncia de la violencia policial.
Bassets, Marc. El mal fundacional del racismo. “El País” (9-VII-2016).
Ximénez, P. El asesino de Dallas acumuló explosivos para un gran ataque. “El País” (11-VII-2016).
Ximénez, P. Testigo de la transformación de la policía en Dallas. “El País” (12-VII-2016). Paul McCaghren era policía en 1963, cuando mataron a Kennedy, y ha visto la transformación de la racista policía de Dallas en un cuerpo más moderno e igualitario, más eficaz (antes del atentado del jueves 7 de julio solo había habido este año en Dallas un muerto por armas de fuego).
Quesada, J. D. Una pérdida fruto ‘de un error y un poco de racismo’. “El País” (12-VII-2016). La muerte de Philando Castile en Saint Paul (Minnesota).
Ximénez, P. Obama en Dallas: ‘No estamos tan divididos como parece’. “El País” (13-VII-2016).
Ayuso, S. Un nuevo ataque a tiros contra policías agrava la cuestión racial en EE UU. “El País” (18-VII-2016). Un tirador afroamericano mata a tres policías en Baton Rouge (Luisiana).
Ayuso, S. ‘Las dos partes tenemos que aprender de esto’. “El País” (19-VII-2016). La ciudad de Baton Rouge debe superar el conflicto racial.
Ayuso, S. Gavin Long, un exmarine que no creía en la protesta pacífica. “El País” (19-VII-2016).
Ayuso, S. La desigualdad endémica de Baton Rouge. “El País” (20-VII-2016).
Bassets, M. La herida racial se agrava en la recta final de la presidencia de Obama. “El País” (22-IX-2016). Nuevas víctimas negras de la violencia policíal.
Alonso, Nicolás. Las imágenes de la muerte de un hombre negro sacuden Charlotte. “El País” (24-IX-2016).

Dosier: El extremismo conservador en EE UU.

Dosier: El extremismo conservador en EE UU.



Resultado de imagen de blogspot, ku klux klan

El extremismo conservador en EE UU toma numerosas y variadas formas, y se organiza en múltiples grupos, algunos masivos y otros casi individuales, unos muy homogéneos y otros tan heterogéneos que incluyen incluso a moderados. Unos son racistas y otros antirracistas, unos son progubernamentales y otros profundamente anti Gobierno, unos son pacifistas y otros violentos... La lista es interminable: El neofascismo, el Tea Party., el Ku Klux Klan, las milicias paramilitares, la Asociación Nacional del Rifle...
La victoria de Trump en las presidenciales de 2016 ha reavivado a la derecha racista de EE UU, que sueña con influir decisivamente en la política del país los próximos años en cuestiones como el control de armas, los derechos de las minorías, la inmigración...

George Orwell vaticinaba en la posguerra que el fascismo volvería a Occidente vestido de democracia y para servir al pueblo. Trump ha llegado.

FUENTES.
Libros.
Kabaservice, Geoffrey. Rule and Ruin. Oxford University Press. Oxford. 2011. 482 pp. Reseña de Noah, Timothy. Estados Unidos bipolar: Rule and Ruin. “El Cultural” (13-I-2012) 20-21. Una historia del republicanismo moderado desde su auge en los años 1970 a su declive actual.

Packer, George. El desmoronamiento. Debate. Madrid. 2015. 530 pp. Ensayo. Alonso, Luis M. Un paseo por las ruinas del imperio. “Diario de Mallorca” Bellver 788 (2-IV-2015) 1. Retratos de personajes que representan la dramática realidad del presente estadounidense.
Skocpol, Theda; Williamson, Vanessa. The Tea Party and the Remaking of Republican ConservatismOxford University Press. Oxford. 2011. 245 pp. Reseña de Noah, Timothy. Estados Unidos bipolar: Rule and Ruin. “El Cultural” (13-I-2012) 20-21. La conquista del partido republicano por el radical Tea Party, partidario de mantener las ayudas públicas solo al sector rural-conservador y de negarlas a los demás sectores de la población, sean jóvenes, inmigrantes, negros o hispanos.


Artículos.
Pereda, C. F. Rancheros armados desafían al Estado en Oregón. “El País” (5-I-2016) 9. Los extremistas libertarios de Oregón protegen con las armas a un ranchero, Dwight Hammond, que se niega a pagar los impuestos de uso de tierras públicas.
Ximénez de Sandoval, P. El FBI detiene al líder de una protesta extremista en EE UU. “El País” (28-I-2016) 10. Detiene a Ammon Bundy, líder de los extremistas libertarios, tras un tiroteo (un muerto y varios heridos).
Applebaum, Anne. Trump y la Internacional Populista. “El País” (9-XI-2016). Los proyectos revolucionarios de los nuevos populismos suelen incluir la expulsión de los inmigrantes, la vuelta al proteccionismo, el desdén por los derechos de las mujeres y las minorías y el fin del multilaterialismo, sustituido por un nacionalismo egoísta.
Mazower, Mark. La bestia del fascismo. “El País” (9-XI-2016). El catedrático de Historia de la Universidad de Columbia afirma que la actual crisis de las instituciones democráticas, con el ascenso del neofascismo y el populismo, ofrece un importante paralelismo con la de los años 30, afinidades palpables como el racismo y la xenofobia en EE UU y específicamente entre los seguidores de Trump.
Rojo, José Andrés. Cuando la humillación sirve de combustible. “El País” (9-XI-2016).
Faus, Joan. El triunfo de Trump galvaniza a la derecha racista de EE UU. “El País” (22-XI-2016).
Muñoz Molina, A. Los vencedores. “El País” Babelia 1.320 (11-III-2017). Reseña de libro de Jane Mayer, Dark Money, que explica los abrumadores abusos de los hermanos Charles y David Koch, unos multimillonarios estadounidenses que financian a la ultraderecha con el fin de eliminar el Estado de bienestar así como las medidas medioambientales que controlan a sus Koch Industries.