Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

miércoles, 28 de noviembre de 2012

HE UD 0. Historia de España. Bibliografía.

BIBLIOGRAFÍA DE HISTORIA DE ESPAÑA.

Historia de España.
Historia de España. 0. Bibliografía general.
Historia de España. 01. Metodología e historiografía.
Historia de España. 02. Temas.
Historia de España. 03. Temas. La prensa y los otros medios de comunicación.
Historia de España. 1. Prehistoria.
Historia de España. 2. Antigua.
Historia de España. 3. Medieval.
Historia de España. 4. Moderna.
Historia de España. 5. Contemporánea.



Historia de España. 0. Bibliografía general.
DocumentalesSerie Memoria de España.
En el inicio de los tiempos. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 1. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
De Altamira al útil de metalTarteso, reino legendario. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 2. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
Las potencias se disputan Iberia. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 3. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] 
Hispania, un producto de Roma. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 4. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
A los reinos bárbaros. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 5. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
El Islam y la resistencia cristiana. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 6. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La disgregación del Islam andalusí. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 7. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La península de los cinco reinos. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 8. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La época de las tragedias. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 9. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
Los Reyes Católicos. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 10. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
América, un nuevo mundo. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 11. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
Carlos V, un monarca, un imperio. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 12. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La España de Felipe II. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 13. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La decadencia en el Siglo de Oro. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 14. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
De los Austrias a los Borbones. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 15. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
La nueva España de Felipe V. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 16. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
Carlos III y sombras del reformismo. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 17. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
A la sombra de la revolución. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 18. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] El reinado de Carlos IV y la Guerra de Independencia.
¡Vivan las caenas! Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 19. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] La restauración del absolutismo fernandino.
Por la senda liberal. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 20. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] El liberalismo a partir de 1833.
El regreso de los Borbones. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 21. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] La Restauración borbónica.
España amanece republicana. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 22. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/] 

Documentales.
Arqueomanía. El jardín de las Hespérides. Los griegos en España, con el gran centro de Ampurias (Emporion). Documental 1 de la serie Arqueomanía, presentada por Manuel Pimentel. Cuadernos de campo. Pinturas rupestres de la Cueva del Mirón (Cantabria). 
Arqueomanía. El dolmen de Alberite. El descubrimiento megalítico en 1993 de Alberite, en Villamartín (Cádiz), de h. 4.500 aC, procedente de una civilización atlántica, y no mediterránea como se pensaba. Documental 2 de la serie Arqueomanía, presentada por Manuel Pimentel. Cuadernos de campo. ¿Dos inscripciones tartesias de h. 4000-3200 aC, antes de la llegada de los fenicios en 1100? Fragmentos. ARQUA, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena.
Arqueomanía. Cartago Nova. Una gran colección de epigrafía romana, el teatro de Cartagena... El Santuario de Cancho Roano. Un santuario tartesio, en Zalamea de la Serena (Badajoz). Adolf Schulten. Documental nº 3 de serie presentada por Manuel Pimentel.
ArqueomaníaGavá, minería neolítica. Minas de variscita, un mineral de objetos de lujo, en Gavá (Barcelona). El tesoro del Carambolo. Un tesoro tartesio, y su relación con el yacimiento de Alcorrín, un ejemplo de la colonización fenicia en Andalucía. Documental nº 4 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La sombra de un imperio: El imperio romano en Hispania: Numancia, Asturica (Astorga). Tiermes. Una ciudad arévaca contra Roma. Arqueología: laboratorio y restauración. Documental nº 5 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La Vega Baja de Toledo: La capital visigoda. Los neandertales. Los últimos refugios: la Cueva de las Palomas (Teba, en Malága) y otros lugares del sur de España. Dos ciudades protohistóricas: Tejada la Vieja (Huelva) y Ullastret (Girona). Documental nº 6 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La Dama de Baza; El arte ibero. Cueva Negra: El yacimiento de Cueva Negra (Caravaca de la Cruz, Murcia), con pruebas de fuego más antiguas de Europa, del homo Heidelbergensis (990.000 a 780.000 aC). Documental nº 7 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. Vida cotidiana en la Antigüedad. La ciudad romana de Segóbriga, en Saelices (Cuenca). Cueva de Doña Trinidad: una cueva paleolítica en Ardales (Málaga). Estelas de guerreros. Documental nº 8 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. Bobastro. Un núcleo rebelde en Al-Andalus. Atapuerca. Entrevista con Arsuaga. Valonsadero. Pinturas rupestres en Soria. Documental nº 9 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. Paso del Estrecho de Gibraltar en la Prehistoria. Neandertales en Ceuta, un hallazgo sorprendente porque se pensaba que estaban solo en Eurasia. Las pinturas de barcos de Laja Alta (Cádiz). Posibles barcos tartesios. La cueva de Tito Bustillo (Cantabria). Documental nº 10 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. El templo de Augusto en Tarragona. La Córdoba musulmana. Los bronces de Botorrita (Zaragoza). Signos de lengua ibera. Documental nº 11 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La momia de Pedro III. ¿Pinturas de neandertales en Nerja (43.000 años)? Bañolas: cabañas neolíticas. Documental nº 12 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La Orden del Temple. El castillo templario de Ponferrada. Los dólmenes de Antequera. Megalitismo ibérico h. 4.500 aC. Arqueología y urbanismo actual. Documental nº 13 de serie presentada por Manuel Pimentel.
Arqueomanía. La bahía del marfil. La arqueología de los pueblos colonizadores  (fenicios) de la bahía de Cádiz y el sur de España. Hallazgo en Málaga de la tumba de un guerrero del siglo VI aC. El extenso yacimiento calcolítico (3200-2000 aC) de Valencina (Sevilla). Los yacimientos de Puebla de Don Fadrique (Granada).
Arqueomanía. Dossier 1. La evolución humana: el desarrollo del cerebro, la salida de África del Homo, el descubrimiento del fuego y una teoría de evolución euroasiática.
Arqueomanía. Dossier 2. La evolución humana: la cueva de El Ángel (Córdoba), con señales de fuego de h. 180.000-120.000 aC de homínidos preneandertales heidelbergensis. Los hallazgos en la comarca de Guadalteba (Málaga), a partir de 700.000 aC. El yacimiento paleolítico de La Garma en Cantabria.
Arqueomanía. Dossier 3. La mente simbólica en la pintura rupestre: desde los neandertales a las pinturas de la cueva de Tito Bustillo.
Arqueomanía. Dossier 4. La llegada del homo sapiens a la Península y su posible convivencia con los neandertales de la cueva del Sidrón (Asturias).
Arqueomanía. Arte rupestre neolítico. Las pinturas parietales levantinas de La Sarga (Alcoy), de 6.500 aC.
Arqueomanía. Munigua. La ciudad romana de Munigua (Huelva) vivió de sus minas de cobre. La necrópolis romana de Carmona (Sevilla). El Instituto Arqueológico Alemán en Madrid.
Arqueomanía. Especial Museo Arqueológico Nacional (I). La exitosa remodelación del MAN.
Arqueomanía. Especial Museo Arqueológico Nacional (II). Las secciones de Egipto, Grecia… del MAN. El poblado arqueológico de La Algada (Ronda), un modelo de pedagogía y divulgación.
Arqueomanía. Señoras, guerreros y buscadores (I). Los yacimientos de Almoloya (Murcia), h. 2200-1550 aC, de la cultura de El Argar, en la Edad del Bronce.
Arqueomanía. Señoras, guerreros y buscadores (II). Los yacimientos argáricos de La Bastida y de El Castellón Alto (Galera), que demuestran los problemas alimentarios de la cultura de El Argar en su etapa final. Las excavaciones de las culturas ibérica y romana en el pueblo malagueño de Cártama.
Arqueomanía. Arte rupestre neolítico. La pintura mesolítica y neolítica, desde la macroesquemática (al norte de Alicante) a la esquemática levantina, h. 7.000-6.500 aC.
Arqueomanía. Un paseo por Hispania (I). La sanidad militar y las vías de transporte. Los yacimientos de las ciudades romanas de Clunia, Mérida… El arqueólogo Miguel Such.

Arqueomanía. Un paseo por Hispania (II). El teatro de Mérida. La ciudad de Acinipo en Ronda la Vieja. Las villas romanas de Andalucía. Juliobriga en Cantabria, Baelo Claudia (Estrecho de Gibraltar)…

Libros.
AA.VV. Historia de España GallachInstituto Gallach. Barcelona. Vol. I. Pericot, Luis. Prehistoria y Edad Antigua. 1987. 472 pp.
Alonso, Jorge (dir.). Historia de España. Roasa. Granada. s/f. 11 vols. Ilustrada con cómics.

Fusi, Juan Pablo. Historia mínima de España. Turner / Colegio de México. Madrid. 2012. 300 pp. Reseña de Constenla, Tereixa. Lo que pasó con pocas palabras. “El País” Babelia 1.094 (10-XI-2012) 2.

García Cárcel, Ricardo. La herencia del pasado. Las memorias históricas de España. Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. Barcelona. 2012. 760 pp. Reseña de Constenla, Tereixa. Cuando el poder secuestró la Historia. “El País” (28-XI-2012) 40. Un ensayo sobre la construcción de los mitos del pasado histórico español, como Pelayo o los Reyes Católicos. García Cárcel es catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona.
García de Cortázar, Fernando; González Vesga, José Manuel. Breve historia de España. Alianza. Madrid. 1994. Breve resumen.
García de Valdeavellano, Luis. Historia de España. Vol. I. De los orígenes a la Baja Edad Media. Revista de Occidente. Madrid.
Lozoya, Marqués de. Historia de España. Salvat. Barcelona. 1977. 6 vols. Vol. III. Los Reyes Católicos y Carlos I. 438 pp. Vol. IV. Felipe II a Felipe IV. 458 pp. Vol. Vol. Carlos II a las Cortes de Cádiz. 478 pp.
Montenegro Duque, Ángel (coord.). Historia de España Gredos. Gredos. Madrid. 15 vols. I. Jordá, Francisco; Pellicer, Manuel; Acosta Martínez, Pilar; Almagro-Gorbea, Martín. Prehistoria. 1986. 552 pp. II. Montenegro, A.; et al. Colonizaciones y formación de los pueblos prerromanos (1200-218 ac). 1989. 594 pp. III. Montenegro, A.; Blázquez Martínez, José María; Solana, J.M. España romana (218 ac-409 dc). 1986. 626 pp. IV. Orlandis, José. Época visigoda (409-711). 1987. 290 pp. Vol. Suárez Fernández, L.; Álvarez Palenzuela, V. La España musulmana y los inicios de los reinos cristianos (711-1213). 1991. 382 pp. VI. Álvarez Palenzuela, Vol.A.; Suá­rez Fernández, L. La consolidación de los reinos hispánicos (1213-1369). VII. Suárez Fernández, L. Los Trastámara y los Reyes Cató­licos. 1985. 416 pp. VIII. Fernández Alvarez, Manuel; Díaz Medina, Ana. Los Austrias mayores y la culminación del Imperio (1516-1598). IX. Avilés Fernández, Miguel; Villas Tinoco, Siro; Cremades Griñán, Carmen María. La crisis del siglo XVII bajo los últimos Áustrias (1598-1700). X. Enciso Recio, Luis Miguel. Los Borbones en el siglo XVIII (1700-1808). XI. Espadas Burgos, Manuel. La Guerra de la Independencia y la época constitucional (1808-1898). XII. Palacios Bañuelos, Luis. La España de Alfonso XIII y la Segunda República (1898-1936). XIII. España actual: 1936-Hoy. González, Nazario (Cultura); Velarde, Juan (Economía); Linz, Juan L. (Sociedad); Gallego, José Andrés (Política). XIV. Morales Padrón, Francisco. América hispana. XV. Morales, F. América hispana.
Pérez, Joseph. Historia de España. Crítica. Barcelona. 1999. 761 pp. Tres partes. I. La España de las tres religiones, 711-1474, II. La España imperial, 1474-1700, III. España y Europa, 1700-1996.


Vilar, Pierre. Historia de España. Crítica. Barcelona. 1983 (1947 francés). 180 pp.

Artículos.
Casanova, Julián. Las memorias de los presidentes. “El País” (15-XII-2012) 35.

Historia de España. 01. Metodología e historiografía.
Libros.
Anxo-Murado, Miguel. La invención del pasado. Verdad y ficción en la Historia de España. Debate. Madrid. 2013. Ensayo divulgativo e inexacto históricamente. Reseña de F. Javier Herrero. La falsa Tizona, el falso Pelayo. [http://blogs.elpais.com/historias/2014/01/españa-sin-tizona-y-don-pelayo.html] La Historia se ha tergiversado muchas veces por motivos políticos, sobre todo por la utilización nacionalista de los grandes eventos del pasado. Pero alarman los errores que se deslizan en este artículo. En el caso de Breda, las lanzas (se llaman picas en la mayoría de las fuentes) sí eran armas normales de los Tercios en 1634, en sus variedades larga de infantería y corta de caballería, y eran exactamente como las del cuadro; y en cuanto a la participación de españoles en ese asedio tenemos numerosos nombres de oficiales (no precisamente Alatriste) y soldados, y se puede estimar, variando según la época, que eran entre un 10% y un 30% del total de la tropa del ejército de Flandes. En el caso de Pelayo y la batalla de Covadonga tenemos otras fuentes, tanto cristianas como musulmanas, que el autor no indica, aunque es cierto que presentan un panorama distinto del conocido popularmente. En suma, en este artículo hay afirmaciones poco fundamentadas históricamente y eso hace temer por lo se encontrará en el libro.


Pérez Garzón, Juan Sisinio; Manzano, Eduardo; López Facal, Ramón; Rivière, Aurora. La gestión de la memoria. La historia de España al servicio del poder. Crítica. Barcelona. 2000. 276 pp.

Artículos.
Casanova, Julián. Usos y abusos de la historia. “El País” (12-XII-2013) 12-13.
Álvarez Junco, José. Los malos usos de la Historia. “El País” (22-XII-2013) 37. Una crítica a los excesos nacionalistas al hacer Historia.
Ruiz del Árboll, Maruxa. Los secretos de Estado son ‘eternos’ en España. “El País” (26-II-2014) 34-35. El Estado no abre sus archivos y la mayoría de los investigadores han de acudir a archivos extranjeros.

Historia de España. 02. Temas. 
Libros.
Chacón, Francisco; Bestard, Joan (dirs.). Familias. Historia de la sociedad española. Cátedra. Madrid. 2011. 1.247 pp. Historia de la familia española desde el siglo XIV.
Juliá, Santos. Nosotros, los abajo firmantes. Una historia de España a través de manifiestos y protestas. Galaxia Gutenberg. Barcelona. 2014. Ensayo. Reseña de Constenla, Tereixa. El siglo de ‘los abajo firmantes’. “El País” (27-III-2014) 36.
Klein, Julius. La Mesta. Estudio de la historia económica española 1273-1836. Alianza. Madrid. 1979 (1936). 457 pp.
Nadal, Jordi. La población española (Siglos XVI a XX). Ariel. Barcelona. 1984. 264 pp.


Piqueras, José Antonio. La esclavitud en las Españas. Ediciones Los Libros de la Catarata. Madrid. 2011. 264 pp. La esclavitud en España y sus colonias hasta el siglo XIX. Fragmentos en Cuando España era esclavista. “El País” Domingo (15-I-2012) 12-13.

Historia de España. 03. Temas. La prensa y los otros medios de comunicación.
Libros.
Barrère, Bernard; et al. Metodología de la historia de la prensa española. Siglo XXI. Madrid. 1982. 331 pp.
Geli, Carles. El dilluns, notícies“El País” Quadern 1.513 (6-II-2014) 1-3. Historia de “La Hoja del Lunes” de Barcelona (1926-1982), semanario de la Asociación de Prensa, que publica en Internet 57.000 documentos [http://prensahistorica.mcu.es].
Vidal-Folch, Xavier. Vam arribar massa tard“El País” Quadern 1.513 (6-II-2014) 3. Era tesorero entonces de la Asociación de Prensa y tuvo que liquidar el semanario para salvarla.
Valls, Fernando. Obituario. María Cruz Seoane, historiadora de la prensa. “El País” (26-VI-2014) 56. / Diezhandino, María Pilar. María Cruz Seoane, una lúcida mirada sobre el periodismo. “El País” (27-VI-2014) 40.
Figueres, Josep Maria. La Veu de Catalunya (1899-1937). Base. Barcelona. 2014. 693 pp. Ressenya de Canosa, Francesc. ‘Catalunya és un diari’“El País” Quadern 1.556 (11-IX-2014) 6.



Artículos.
Geli, Carles. EAJ-1, ahí empezó la radio. “El País” (27-X-2014) 45. 90 años de la primera emisión radiofónica en España, en 1924.

Historia de España. 1. Prehistoria.
Documentales.
En el inicio de los tiempos. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 1. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
De Altamira al útil de metal. Tarteso, reino legendario. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 2. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]

Libros.
Almagro, Martín. Arte Prehistórico. García Bellido, Antonio. Colonizaciones púnica y griega. El arte ibérico. El arte de las tribus célticas. Vol. I de Ars Hispaniae. Plus Ultra. Madrid. 1946. 369 pp.
Alvar, Jaime; Blázquez, José María (eds.). Los enigmas de Tarteso. Cátedra. Madrid. 1993. 303 pp.
Bermejo Barrera, J. C. Mitología y mitos de la Hispania prerromana. Akal. Madrid. 1986. 276 pp.
Blázquez, José María; et al. Historia de España Antigua. Vol. I. Prehistoria. Cátedra. Madrid. 1978. 608 pp.
Fullola Pericot, J. M. Las industrias líticas del Paleolítico Superior Ibérico. Serie ‘Trabajos varios del Servicio de Investigación Prehistórica (SIP)’. Museo de Prehistoria. Valencia. 1979. 265 pp.
Lull, Vicente. La “cultura” de El Argar. Akal. Madrid. 1983. 487 pp.
Montenegro, Ángel. Historia de España. Edad Antigua. Vol. I. España Prerromana. Gredos. Madrid. 1972. 615 pp.
Pericot, Luis. Prehistoria y Edad Antigua. En AA.VV. Historia de España Gallach. Instituto Gallach. Barcelona. Vol. I. 1987. 472 pp.

Artículos.
Moure Romanillo, J. A. Cronología de las industrias tardioglaciares en el Norte de la Península Ibérica. “Trabajos de Prehistoria”, n1 32 (1974) 282-305.
León, Pablo. Almuerzo con… Rodrigo de Balbín: ‘Las preocupaciones de un cromañón eran semejantes a las nuestras. “El País” (28-II-2011) 64. Rodrigo de Balbín Berhrmann (Asturias, 1946), catedrático de Prehistoria en la Universidad de Salamanca y responsable de las excavaciones en Siega Verde (Salamanca) desde 1989 y en la cueva de Tito Bustillo (Cantabria) en 1974-2008.

Historia de España. 2. Antigua.
Documentales.
Las potencias se disputan Iberia. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 3. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]
Hispania, un producto de Roma. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 4. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/]

A los reinos bárbaros. Documental de RTVE, Serie Memoria de España nº 5. [www.rtve.es/alacarta/videos/memoria-de-espana/
Exposiciones.
Libros.
AA.VV. Historia de España PlanetaPlaneta. Barcelona. II. Plácido Suárez, Domingo; Rodríguez Neila, Juan Francisco; et al. La España romana y visigoda (siglos III a.C.-VII d.C.). 1988. 591 pp.
Arce, Javier. España entre el mundo antiguo y el mundo medievalTaurus. Madrid. 1988. 226 pp.
Blázquez, José María; et al. Historia de España Antigua. Vol. II. Hispania Romana. Cátedra. Madrid. 1978. 812 pp.
Borrás Rexach, Cristóbal. Los honderos baleares. En Mascaró Pasa­rius, J. His­toria de Mallorca. Palma de Mallor­ca. 1978. Tomo II. p. 33-96.
García y Bellido, Antonio. Urbanística de las grandes ciudades del mundo antiguo. CSIC. Madrid. 1985 (1956). 384 pp.
García Bellido, Antonio; et al. Conflictos y estructuras sociales en la España An­tigua. Akal. Madrid. 1986. 167 pp.
Jordá, F.; Blázquez, J. Mª. La Antigüedad. vol. I. Col. His­toria del Arte Hispánico. Alhambra. Madrid. 1988. 358 pp.
Pericot, Luis. Prehistoria y Edad Antigua. En AA.VV. Historia de España GallachInstituto Gallach. Barcelona. Vol. I. 1987. 472 pp.
Veny, Cristó­bal. Aportaciones a la romanización de Mallor­ca según las fuen­tes epigráficas. En Mascaró Pasa­rius, J. His­toria de Mallorca. Palma de Mallorca. 1978. Tomo II: 97-128.

Artículos. Orden cronológico.
Sánchez Albornoz, Claudio. Proceso de romanización de Es­paña desde los Escipiones hasta Augusto. “Anales de Historia Antigua y Medieval” II (1949).

Bejarano, Virgilio. El emperador Adriano ante la tradición romana. “Pyrenae”, Barcelona, 11 (1975) 81-98.
Pastor Muñoz, Mauricio. El Urbanismo y los Núcleos de Po­blación en el Conventus Asturum durante el Imperio Romano. “Zephirus”, Salamanca, XXVI-XXVII (1976) 417-434.
Blanco Freijeiro, Antonio. Conferencia: La romanización de España. “Bo­letín Infor­mativo”, Fundación Juan March, Madrid, 179 (IV-1988) 38-42.
Espinosa, Pedro. El primer Cádiz. “El País” (7-X-2007) 50. Excavaciones en Cádiz, Puerto de Santa María y Chiclana sobre los primeros asentamientos fenicios (s. VIII aC).
Orfila, M; et al. Nuevas perspectivas en torno a la roma­nización de la isla de Mallorca: el mundo rural. “Mayurqa”, UIB, Palma de Mallorca, nº 23 (1996) 9-30.
Montañés, José Ángel. Ciudades paralelas. “El País” Cataluña (7-X-2012) 10. La historia paralela de las ciudades de Barcino (Barcelona) y Betulo (Badalona), fundadas por los romanos en el siglo I aC, a solo 12 km de distancia.

Historia de España. 3. Medieval.
Historia de España. 4. Moderna.

Historia de España. 5. Contemporánea.
Libros:
Villanueva, Jesús. Leyenda negra. Una polémica nacionalista en la España del siglo XX. Los Libros de la Catarata. Madrid. 2011. 192 pp. Reseña de Geli, Carles. Leyenda negra casera y reciente. “El País” (11-I-2012) 40. La imagen de la España fanática se forjó en el siglo XX y fue utilizada por Primo de Rivera y Franco.
Piqueras, José Antonio. La esclavitud en las Españas. Ediciones Los Libros de la Catarata. Madrid. 2011. 264 pp. La esclavitud en España y sus colonias hasta el siglo XIX. Fragmentos en Cuando España era esclavista. “El País” Domingo (15-I-2012) 12-13.
Vicens Vives, Jaume. España Contemporánea: 1814-1953. Edición de Miquel Marín Gelabert. El Acantilado / Quaderns Crema. Barcelona. 2012. 300 pp. Ediciones en español y catalán de un inédito. Reseña de Geli, Carles. Y Vicens Vives burló la censura. “El País” (30-III-2012) 43.
Gatell, Cristina; Soler, Glòria. Amb el corrent de proa. Quaderns Crema. Barcelona. 2012. Biografía del historiador Jaume Vicens Vives. Reseña de Geli, Carles. Vicens Vives, el navegante. “El País” Cataluña (21-V-2012) 5.
Viñas, Ángel (coord.). En el combate por la historia. Ediciones Pasado y Presente. Barcelona. 2012. Constenla, Tereixa. Historiadores contra revisionistas. “El País” (8-IV-2012) 36. Una treintena de historiadores españoles sobre la España Contemporánea.
Artículos.
Duva, Jesús. Los siete días que hicieron temblar la Transición. “El País” Domingo (29-I-2012) 8-9. Los problemas de la Transición en enero de 1977: terrorismo de ETA y extrema derecha, crisis económica y social…
Rodríguez, Jesús. Todos los hombres del Rey. “El País” Semanal 1.848 (26-II-2012) 36-48. El entorno burocrático del Rey de España en la Zarzuela.

martes, 27 de noviembre de 2012

UD 6. Climas y paisajes de la Tierra.

UD 06. CLIMAS Y PAISAJES DE LA TIERRA.



INTRODUCCIÓN.

1. CLIMAS DE LA TIERRA.
1.1. Las zonas climáticas de la Tierra.
La zona de climas cálidos.
Las zonas de climas templados.
Las zonas de climas fríos.

2. ZONA CÁLIDA: PAISAJE ECUATORIAL.
2.1. El paisaje ecuatorial.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
2.2. Los habitantes de la zona ecuatorial.

3. ZONA CÁLIDA: PAISAJE TROPICAL.
3.1. El paisaje tropical.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
3.2. Los habitantes de la zona tropical.
En la selva.
En la sabana.
En las plantaciones.

4. ZONA CÁLIDA: PAISAJE DESÉRTICO.
4.1. El paisaje desértico.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
4.2. Los habitantes de la zona desértica.

5. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE OCEÁNICO.
5.1. El paisaje templado oceánico.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
5.2. Los habitantes de la zona templada oceánica.

6. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE MEDITERRÁNEO.
6.1. El paisaje templado mediterráneo.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
6.2. Los habitantes de la zona templada mediterránea.

7. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE CONTINENTAL.
7.1. El paisaje templado continental.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
7.2. Los habitantes de la zona templada continental.

8. ZONAS FRÍAS: PAISAJE POLAR.
8.1. El paisaje polar.
Clima.
Vegetación.
Fauna.
8.2. Los habitantes de la zona polar.

9. ZONAS FRÍAS: PAISAJE DE ALTA MONTAÑA.
9.1. El paisaje de alta montaña.
Clima y ríos.
Vegetación.
Fauna.
9.2. Los habitantes de las zonas de alta montaña.

INTRODUCCIÓN.
Los paisajes se clasifican en naturales y humanizados.
Paisaje natural de Borines (Asturias).

El paisaje natural se caracteriza por el predominio de elementos originales del medio y la escasa o nula intervención humana.
Paisaje humanizado.

El paisaje humanizado es el resultado de que los seres humanos hemos actuado sobre el medio y lo hemos transformado.
En la actualidad es difícil encontrar un medio auténticamente natural, así que hablamos de paisaje como el medio natural que ha cambiado en su interrelación con la acción humana.
Desierto de Nubia (Sudán).

En los lugares poco poblados, como las zonas polares, los desiertos o tierras de alta montaña, la acción humana sobre el medio natural es menor.

El río Hudson en Nueva York.

En los lugares muy poblados, como son la mayoría de los ríos, las llanuras o las costas de las zonas templadas, la acción del hombre es mayor: se ha cambiado el medio natural y hay campos de cultivo, pueblos, ciudades, vías de comunicación...

1. CLIMAS DE LA TIERRA.
1.1. Las zonas climáticas de la Tierra.

Los diversos climas en la Tierra son el resultado de la combinación de los elementos del clima, que son la temperatura, la humedad, la presión, los vientos y las precipitaciones, con los diferentes factores climáticos, que son la latitud, la altitud y la distancia al mar.

Eligiendo la temperatura como elemento principal del clima, la Tierra se divide en tres grandes tipos de zonas climáticas, distribuidas en cinco grandes franjas de norte a sur: una cálida en medio, dos templadas y dos frías.

 

La zona de climas cálidos.
La zona de climas cálidos es llamada zona intertropical porque se encuentra situada entre el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio, y se centra en el ecuador.
Es la zona de la Tierra que recibe la máxima insolación directa del Sol y esto explica sus temperaturas elevadas, y que no haya invierno porque la temperatura media del mes más frío es superior a los 18ºC.
Según las precipitaciones y la latitud, en la zona intertropical se diferencian tres climas: ecuatorial, tropical y desértico.

Las zonas de climas templados.
Las dos zonas de climas templados se extienden, en los dos hemisferios, desde la zona de climas cálidos hasta las dos zonas de climas fríos al norte y al sur.
La superficie de los territorios de climas templados es mayor en el hemisferio norte (conocido como el hemisferio continental) que en el hemisferio sur porque son más grandes los continentes.
Según la latitud, la altitud y la proximidad al mar, en las zonas templadas se diferencian tres climas: oceánico, mediterráneo y continental.
Una variedad importan de clima templado es el clima chino, similar al mediterráneo pero con más lluvias, y que se localiza en la fachada oriental de los continentes, sobre todo las costas del este de EE UU y China.
Los climas templados tienen en común la existencia de cuatro estaciones: una estación invernal (fría) y otra estival (cálida) y, entre ellas, dos estaciones intermedias (primavera y otoño).

Las zonas de climas fríos.
Las dos zonas de climas fríos comprenden las dos áreas polares, pero también se incluyen por afinidad las tierras de alta montaña, situadas por lo general a más de 2.500 metros de altitud (aunque esta varía mucho), que están presentes dentro de las otras zonas.
Así pues, hay dos variantes de climas fríos: el clima polar y el clima de alta montaña.
Se caracterizan por la amplia duración y el gran rigor de los inviernos, y la escasa duración y la suavidad de los veranos.

Documental en inglés sobre climas extremos. Discovery Channel. 49 minutos.

2. ZONA CÁLIDA: PAISAJE ECUATORIAL.
2. Zona cálida: paisaje ecuatorial.
2.1. El paisaje ecuatorial.
 
Mapa del ámbito del clima ecuatorial.
 
Climograma de Sumatra (Indonesia, Asia).

El paisaje ecuatorial se encuentra en las áreas del planeta situadas cerca del Ecuador: cuenca del Amazonas (América del Sur), parte de América Central, cuenca del Congo y costa del golfo de Guinea (África) y el Sur-este de Asia.

Clima y ríos.
En la zona de clima ecuatorial las temperaturas son muy altas (alrededor de los 25°C-27°C) y las precipitaciones son muy abundantes, aproximadamente 1.500-2.000 mm, sin meses secos.
En las zonas ecuatoriales la evaporación es tan intensa y la humedad tan elevada que el leve descenso de la temperatura al anochecer hace que casi cada día caiga una lluvia torrencial, que a menudo dura sólo unos minutos.
 
El Amazonas, el río más caudaloso del mundo.

El río Congo, en el centro de África.

Los ríos ecuatoriales, como el Amazonas y el Congo, son los más caudalosos y regulares de la Tierra debido a la pluviosidad intensa de la zona. 
El agua de la lluvia arrastra los suelos hasta los ríos y esto hace que tengan un color pardo.




El color verdoso, y en ocasiones pardo o terroso del rio Amazonas.

Vegetación.
Las temperaturas altas y las precipitaciones elevadas y constantes favorecen una vegetación exuberante, con gran abundancia de especies vegetales.
Es la selva (el continente asiático el llamamos jungla) y es el medio natural de mayor diversidad biológica del planeta, el pulmón más importante del planeta porque emite mucho oxígeno y capta anhídrido carbónico.
La vegetación crece a diferentes niveles, según la necesidad de luz de las plantas. Abundan los árboles altos que crecen buscando la luz fin llegaron algunos a hacer más de 100 m de altura, y estos árboles crecen dispersos, lo que dificulta la explotación de los árboles más apreciados por la belleza o la calidad de la madera, como el ébano, la caoba o la teca. En cambio, a ras del suelo, en el sotobosque, el ambiente es oscuro y húmedo, con numerosos arbustos, lianas, hierbas y flores, sobre todo donde llega la luz.
Pista forestal en África.
La explotación forestal, últimamente demasiado intensa pues llega a la deforestación, se hace mediante pistas construidas para permitir el paso de las máquinas taladores y los vehículos para el transporte de los troncos, lo que causa un gran impacto ambiental.

Fauna.
En la selva hay muchas especies de aves, reptiles, arácnidos e insectos, además de mamíferos como felinos y simios. Los animales suelen ser pequeños, lo que les permite moverse con facilidad por la espesa vegetación que forman árboles, arbustos y lianas.
La explotación abusiva de la tierra y la caza (legal o ilegal) ha dañado los hábitats de algunas especies hasta ponerlas en peligro de extinción o hacerlas desaparecer.

Pirañas del Amazonas.
La pesca es relativamente rica en los ríos cargados de materia orgánica.

2.2. Los habitantes de la zona ecuatorial.
Los pueblos indígenas que habitan las selvas de América y de África viven de la recolección de frutos y de la caza o practican una agricultura itinerante muy rudimentaria, porque el suelo es muy pobre, debido a que las bacterias, favorecidos por el calor y la humedad, hacen desaparecer pronto el humus de las hojas y restos vegetales, y las lluvias lavan y disuelven los nutrientes guardando en la superficie costras de hierro, manganeso y aluminio, de un típico color rojizo.

Quema de una parcela del bosque.
La baja densidad de población de las selvas ha hecho posible el equilibrio con el medio natural y ha permitido que estas personas sobrevivan sin poner en peligro la naturaleza, mediante una agricultura itinerante que quema un lugar del bosque, lo cultiva un tiempo y luego pasa a otro lugar para hacer lo mismo, permitiendo que la tierra se recupere.

Plantación de bananos en Ecuador.
Plantación de arroz en Bali.
En contraste con la poca población de las selvas africana y americana, las zonas ecuatoriales asiáticas son muy pobladas. La selva ha disminuido, y crecen plantaciones de arroz, plátano, caña de azúcar,  cacao, té, palma (de las que se obtiene el aceite) o hevea (por el caucho).

3. ZONA CÁLIDA: PAISAJE TROPICAL.
3.1. El paisaje tropical.

           Mapa del ámbito del clima tropical.

Mapa de los bosques tropicales.

Las zonas de clima tropical se extienden al norte y al sur de la zona de clima ecuatorial, por América Central y América del Sur, el centro y el sur de África, el sur y el sudeste de Asia y el norte y el este de Australia y las zonas próximas de Oceanía.

Clima y ríos.
En las zonas tropicales, las temperaturas son altas durante todo el año, como en la zona ecuatorial, sin variaciones estacionales significativas.
En cambio, las precipitaciones marcan dos estaciones bien diferenciadas, la estación húmeda en verano, muy lluviosa (particularmente durante los monzones en el sur de Asia), y la estación seca en invierno, con una disminución importante o incluso ausencia total de lluvias.
Climograma de Gondar (Etiopía).
La duración de la estación seca es más larga cuanto mayor es la distancia de un punto respecto al Ecuador, la franja donde las precipitaciones son mayores.


Río Omo en Etiopía, en la estación seca.
El caudal de los ríos varía notablemente debido a la diferencia de precipitaciones durante las estaciones del año. Durante la estación seca los ríos casi no llevan agua, pero en la época de lluvias experimentan grandes crecidas ya menudo inundaciones.

Vegetación.

Bosque tropical de zona húmeda.

Bosque tropical.
El bosque tropical es propio de las zonas más próximas al Ecuador. La vegetación es similar a la de la selva, pero menos variada y los árboles están más espaciados, excepto en las zonas más húmedas. Además, algunos árboles pierden las hojas durante la estación seca.




Manglares.

A lo largo de los ríos tropicales, el bosque se hace más espeso gracias al agua y los manglares (vegetación que surge donde se mezclan las aguas dulces y saladas), y las copas de los árboles se juntan y forman el bosque galería en las riberas.


Bosque galería.


Sabana en Kenia.
La sabana es la vegetación más característica de la zona tropical y está formada principalmente por hierba y arbustos de gran altura (uno a dos metros). Hay pocos árboles (acacias, baobabs) y se encuentran en grupos pequeños o dispersos en medio de la llanura.
Durante la estación húmeda la vegetación es verde y frondosa, pero cuando llega la estación seca las plantas están mustias y muy secas, y esto hace que los incendios, tanto naturales como provocados por el hombre, sean frecuentes.

Estepa en África.
A medida que nos alejamos del ecuador, como la estación de las lluvias es cada vez más corta, la vegetación es la estepa, más pobre que la sabana, de matorrales de hoja dura y espinas, con grandes claros o zonas de suelo desnudo.

Fauna.
En el bosque tropical hay una gran variedad de insectos (hormigas, mariposas y avispas), reptiles (serpientes), pájaros, mamíferos como monos y también murciélagos, y sus predadores, como leopardos y hienas.
En la sabana, dada la abundancia de hierba alta y arbustos, viven muchos animales herbívoros, como elefantes, jirafas, rinocerontes, gacelas, cebras o antílopes; sus predadores, como leones, hienas o guepardos; aves como buitres y avestruces, reptiles o termitas.


Siluro gigante del río Mekong. 
En los ríos hay una gran riqueza pesquera.

3.2. Los habitantes en la zona tropical.
En la selva.
Pigmeos.
En la selva viven a menudo los pueblos más primitivos, como los pigmeos, con modo de vida muy interrelacionados con el medio.
En la sabana.

Masai en Kenia.
En la sabana viven pueblos indígenas más evolucionados. Pueden ser ganaderos, como los masai y los mara (Kenia), que viven como pastores de ganadería extensiva, aunque la aridez de la estación seca y el retraso de las lluvias pueden dificultar la vida de los rebaños y provocar hambrunas. Otros pueblos de la sabana son agricultores o combinan la agricultura con la ganadería, como los zulúes (Sudáfrica), viven en poblados estables y practican la rotación de los cultivos.
En las plantaciones.

          Plantación de té en Kenia.

En las zonas tropicales, junto la agricultura tradicional hay plantaciones muy extensas dedicadas a cultivos de cacao, café, caña de azúcar, té, tabaco, piña, algodón, etc. Estas plantaciones generalmente pertenecen a compañías o propietarios extranjeros, o la nueva burguesía del país, los cuales utilizan mano de obra indígena y exportan a otros países los productos que cultivan.

Fuentes.
Documentales.
Mara, el río de la muerte. Documental. 50 minutos. El río de Kenia es vital para numerosas especies y está en peligro por la sobreexplotación agrícola y la desforestación.

4. ZONA CÁLIDA: PAISAJE DESÉRTICO.
4.1. El paisaje desértico cálido.
 
Mapa del ámbito del clima desértico.
Los desiertos de la zona cálida se encuentran situados alrededor de los trópicos donde están los cinturones de altas presiones tropicales, junto a las corrientes marinas frías y zonas continentales alejadas de la influencia del mar.
Desierto de arena o hamada de Merzouga (Marruecos).

Desierto de piedra o erg de Ahaggar.
Los factores de la actividad geológica, el viento y la altitud originan diferentes tipos de desierto: los arenosos y los pedregosos.

Clima y ríos.
Los desiertos cálidos, las temperaturas son muy altas durante todo el año y se dan unas grandes oscilaciones térmicas entre el día (muy caluroso, superior a menudo a los 50ºC) y la noche (muy fría, con temperaturas que llegan a bajar de los 0ºC).
Las lluvias son escasas (inferiores a 250-200 mm anuales y algunos lugares casi 0) e irregulares, ya que se concentran en unos pocos meses del año, y el agua se filtra y se evapora rápidamente, porque la sequedad del aire es extrema, pues la humedad máxima del aire suele ser entre el 50% y el 20%, y como el aire seco tiene una gran capacidad de evaporación, reseca la tierra y absorbe muy rápidamente la agua de la lluvia.
 
El río Nilo en Sudán.
Debido a la escasez de precipitaciones y de la sequedad del aire, no hay cursos de agua permanentes, excepto cuando atraviesan la zona ríos que provienen de zonas de otros climas, como es ejemplo el Nilo cuando pasa por el desierto de Nubia.
Uadi en Argelia.

Dos vistas del Chott El Jerid en Túnez.

Se pueden encontrar uadis, cursos de agua que quedan secos la mayor parte del año y que sólo llevan agua cuando llueve, pero que pueden ser muy destructivos. Y también lagos salados, los chott.

Vegetación.
Los desiertos apenas viven unas cuantas plantas que han conseguido adaptarse a las duras condiciones climáticas, como cactus, palmito y esparto, pero cuando llueve la vegetación surge y florece con mucha rapidez.
Oasis de Siwa en Egipto.
Una notable excepción son los oasis, lugares aislados donde hay agua permanente procedente de corrientes subterráneas alimentadas por las lluvias y el deshielo de la nieve de las montañas cercanas. Esta agua surge en balsas y pozos, y hacen prosperar las palmeras y otros cultivos de regadío.

Fauna.
Rata del desierto.
Sin mucha agua y vegetación, son escasos los animales que viven en el desierto, pero hay insectos, reptiles y aves, sobre todo en las zonas limítrofes y los cursos temporales de agua.

4.2. Los habitantes de la zona desértica.
Los desiertos son zonas poco pobladas, con dos tipos de poblamiento.
Caravana de camellos en Jordania.
Los grupos de pastores nómadas viven en sus zonas limítrofes, donde los rebaños de cabras y camellos pastan en estepas pobres, y se desplazan en busca de lugares donde haya llovido y donde se encuentran pozos de agua, y también se dedican al comercio en caravanas.
Oasis de Bahariya en Egipto.
La población sedentaria vive en oasis, viviendo de la agricultura de regadío.

Fuentes. Zona cálida: paisaje desértico.
Álvaro, Sebastián. Mundos del fin del mundo / 2. El Gran Mar de Arena. “El País” Semanal 1.923 (4-VIII-2013) 26-33. Una travesía por el seco y bello desierto Líbico, al noreste (no noroeste como se informa en la primera frase del artículo) del Sahara. El autor exagera la peligrosidad de la zona, que es el espacio vital de los nativos del desierto y ha sido atravesada habitualmente por los mercaderes. Sí ha sido muy escasa la exploración por los occidentales, iniciada por el alemán Rohlfs en 1865.


5. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE OCEÁNICO.
5.1. El paisaje templado oceánico.

Mapa del ámbito del clima oceánico.

El paisaje oceánico se localiza entre los paralelos 40° y 60° norte y 40º y 60º sur.
En el hemisferio norte, ocupa la costa occidental de Europa y de América del Norte, y en el hemisferio sur, la costa del sur de Chile y Argentina, y la costa sureste de Australia, Tasmania y Nueva Zelanda .

Clima y ríos.

Climograma de Aberdeen (Escocia).
            Las zonas de clima oceánico se encuentran situadas en las franjas costeras y se ven afectadas por vientos del oeste, que, cuando pasan sobre los océanos, toman mucha agua evaporada, y cuando entran en contacto con la costa sueltan el agua que transportan en forma de lluvias suaves y regulares.
La acción del océano suaviza las temperaturas, de manera que no son muy rigurosas, con pocas oscilaciones entre las estaciones.
           El río Támesis a su paso por Londres.


Los ríos de clima oceánico tienen un caudal abundante y regular durante todo el año debido a las lluvias constantes.

Vegetación.
Las temperaturas suaves y las lluvias continuas permiten que los paisajes oceánicos crezcan bosques de árboles tronco alto y hoja grande caduca en otoño como roble, haya, fresno, tilo y olmo, así como prados verdosos de hierbas para el pasto, y landas de brezos y helechos. El humus de las hojas caducas forma un suelo muy fértil, pero ácido.

Fauna.
La fauna es rica en insectos, mamíferos y aves, debido a la gran riqueza vegetal. En los ríos hay muchos peces.

5.2. Los habitantes de la zona templada oceánica.
Las zonas de clima oceánico son muy atractivas para la vida y así pues resultan muy influidas por la ocupación humana, dando diversos paisajes según el grado de poblamiento.

El río Sena a su paso por París.
En la Europa occidental hay mucha población, con ciudades populosas (como Paris o Londres) y regiones industriales importantes (como el Ruhr en Alemania), y grandes extensiones de campos cultivados con trigo y otros cereales como maíz, patatas, remolacha azucarera, prados para el ganado o bosques todavía abundantes.
Sierra de los Apalaches (Estados Unidos).
En contraste, la costa occidental de América del Norte y el sur de Chile y Argentina, son zonas relativamente menos pobladas aún porque son territorios jóvenes, con poca historia de poblamiento, y hay más bosques. En las zonas de Oceanía abundan los pastos para los rebaños de ovinos y bovinos.

6. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE MEDITERRÁNEO.
6.1. El paisaje templado mediterráneo.
 
Mapa del ámbito del clima mediterráneo.
El paisaje mediterráneo se localiza en las zonas costeras de la cuenca del mar Mediterráneo, sobre todo en la ribera norte y lugares próximos de la Península Ibérica, en la costa de California en Estados Unidos, en la costa central de Chile, en la banda central del oeste de Argentina, en la punta sureste de Sudáfrica y en el suroeste de Australia.

Clima y ríos.

Climograma de Sagunto (Espanya).
El clima mediterráneo se caracteriza por el calor y la sequía de los veranos, muy afectados por las masas de aire caliente subtropical. En cambio, los inviernos son suaves, debido, fundamentalmente, de la acción moderadora del mar.
Los mínimos de lluvia se dan en verano. Durante el otoño y ya menos en primavera, las precipitaciones son abundantes e incluso torrenciales.

El río Segura (España).

Inundación.
Los ríos del medio mediterráneo tienen un caudal escaso e irregular, debido a las grandes diferencias estacionales en las precipitaciones. Muchos de cursos son torrentes, que llevan agua solo cuando llueve, porque en verano los cursos llevan poca agua y con frecuencia se secan, mientras que las tormentas y chubascos pueden provocar riadas, crecidas e inundaciones.

Vegetación.
Los bosques mediterráneos están formados por árboles de hoja perenne (pinos, encinas, alcornoques), que son bajos, de tronco leñoso y con hojas pequeñas, duras o cubiertas de piel que las protege del calor y evita una evaporación excesiva.
En el sotobosque se desarrolla un matorral espinoso de hoja pequeña.

Maquia.

Garriga.
Cuando la tala excesiva, el pasto o los incendios hacen desaparecer el bosque, crece un matorral muy espeso, que adopta las formas de la maquia (más densa) y la garriga.

Fauna.
Lagartija de Mallorca.
En el paisaje mediterráneo no viven grandes mamíferos. Abundan los ratones de campo, serpientes y otros reptiles, así como numerosos insectos y aves.

6.2. Los habitantes de la zona templada mediterránea.
El poblamiento varía mucho en las distintas regiones de la zona mediterránea. En la cuenca del Mar Mediterráneo hay una larga historia, desde el punto de que las culturas egipcia, griega y romana están en la base de la civilización occidental.

Cultivo de arroz en Valencia.
Se han beneficiado de un medio muy favorable para la vida humana, por las temperaturas suaves, las precipitaciones suficientes para el regadío y las llanuras fértiles.
Durante millones de años, las lluvias han arrastrado una gran cantidad de materiales que se han ido sedimentando los litorales y en los valles, formar llanuras poco extensas pero aptas para la agricultura de regadío, basado en la construcción de canales y de embalses ha facilitado la agricultura intensiva de cultivos como arroz, algodón, verduras y frutas como los cítricos, y la ganadería dominante es porcina y bovina. Además, la reciente construcción de invernaderos ha desarrollado una agricultura de alto rendimiento de verduras y frutas, así como de flores y plantas ornamentales.
Cabras en una zona mediterránea.
En cambio, donde el relieve es abrupto, los suelos son pobres o el agua es escasa, los cultivos son de secano, dominando los cereales, la vid y el olivo, y la ganadería dominante es la ovina y la caprina.

Viñedos en California (Estados Unidos).
En las otras regiones de clima mediterráneo del mundo, en América, Sudáfrica y Oceanía, los espacios están menos humanizados debido a su historia de poblamiento más corta, aunque en los últimos decenios ha aumentado mucho la población y son lugares muy atractivos para la agricultura, la industria y el turismo.

7. ZONAS TEMPLADAS: PAISAJE CONTINENTAL.
7.1. El paisaje templado continental.
Mapa del ámbito del clima continental.
El paisaje continental se localiza en Europa central y oriental, en la mayor parte de la zona templada de Asia y también de América del Norte. En cambio, no está presente en África y Oceanía.

Clima y ríos.

Climograma de San Petersburgo (Rússia).
El clima continental domina las regiones interiores de los continentes, alejadas de la influencia moderadora del mar, debido a lo cual presentan una gran amplitud de temperaturas entre el verano, cuando se calientan tanto el suelo como el aire, y el invierno, cuando se enfrían.
Las precipitaciones son escasas, generalmente menores a los 600 mm, y se concentran principalmente en los meses de primavera y verano, cuando hay más evaporación en las zonas de agua cercanas, ya menudo toman la forma de violentas tormentas y chubascos. En cambio, los inviernos son más secos, aunque en las zonas más próximas al mar caen lluvias poco importantes.
Inundación del Misisipi-Misuri en 2011.
El caudal de los ríos es abundante porque recogen el agua de las montañas y de las grandes llanuras por donde circulan, a pesar de la escasez de precipitaciones, y se forman cuencas fluviales muy anchos. En invierno, muchos de los ríos se hielan y, en primavera, cuando se deshielo pueden provocar crecidas e inundaciones, como ocurre en la cuenca del Misisipi-Misuri.

Vegetación.
El paisaje natural, debido al clima, comprende tres tipos: la taiga, la estepa y la pradera.

Taiga.
La taiga se extiende al norte, donde los veranos son menos calurosos, y forma un bosque de coníferas (sus frutos, piñas, tienen forma de cono): pinos, abetos, alerces o abedules. Sus raíces son largas y poco profundas y así aprovechan mejor el agua y los nutrientes de las hojas y otros restos vegetales que caen en tierra, ya que los suelos de la taiga son pobres. Los árboles se adaptan a las duras condiciones climáticas y, salvo los abedules, tienen hojas verdes durante todo el año, y crecen muy cerca unos de otros para protegerse del viento frío.

Estepa rusa.
La estepa, en cambio, se extiende más al sur, donde las temperaturas durante el verano son más altas y las precipitaciones más escasas, y la forman anchas superficies de hierba baja.

Pradera norteamericana.
La pradera, finalmente, aún más al sur, ya tiene temperaturas menos extremas y precipitaciones algo superiores, y la forman anchas llanuras de hierba baja más abundante, como en el oeste norteamericano.

Fauna.

Bisonte.
Los animales son poco numerosos, y destacan los ciervos, alces, bisontes, ardillas, liebres montañesas y animales de pieles finas como los visones.

7.2. Los habitantes de la zona templada continental.
Las zonas templadas continentales en la zona de la taiga son poco aptos para el poblamiento humano intensivo, pero hay grupos importantes que viven de la ganadería nómada, la caza de animales de pieles valiosas, la pesca en los ríos y el mar, y el explotación forestal porque los árboles de la taiga dan mucha celulosa, que se aprovecha para hacer papel.
Los paisajes de la estepa o pradera son más atractivos para el poblamiento, dedicado a la agricultura de cereales con maquinaria, la ganadería extensiva y la industria, como ocurre en Rusia y Estados Unidos, aprovechando las grandes llanuras de suelos profundos y fértiles, aunque soportan inviernos muy rigurosos y veranos muy cálidos, y se concentran en los valles de los ríos más caudalosos.

8. ZONAS FRÍAS: PAISAJE POLAR.
8.1. El paisaje polar.

Mapa del ámbito del clima polar.
Las zonas polares se encuentran en los dos extremos de la Tierra, entre los 70º de latitud y los polos.
Al norte del círculo polar ártico: el norte de América en Alaska (Estados Unidos), Canadá y Groenlandia, el norte de Europa en Islandia, norte de la península Escandinava y norte de Rusia; y en Asia en Siberia.
Al sur del círculo polar antártico: la Antártida y los pequeños archipiélagos próximos en el Índico y el Pacífico.

Clima.

Climograma polar de Eismitte (Groenlandia).
Las zonas polares son de las más frías del planeta porque los rayos del sol llegan muy inclinados y la insolación es mínima, por lo que el día (verano) dura entre dos y cuatro meses y la noche (invierno) dura entre ocho y diez meses.
Las temperaturas son muy bajas, normalmente inferiores a 0°C, y llegan hasta los -60°C. Sólo en verano las temperaturas superan los 10°C.
Las pocas precipitaciones que se registran se producen en forma de nieve y casi no llueve, lo que determina un paisaje cubierto por un manto espeso de hielo, por lo que se habla de desiertos fríos o helados. En los puntos más fríos la masa de hielo alcanza los 5 km de espesor.

Una pradera de flores de hielo, en Graveyard Flats, un valle de las Montañas Rocosas en el Estado canadiense de Alberta. [Foto de David Clapp, en Isidoro Merino. "El País" El Viajero 735 (30-XI-2012) 9.]
Las flores de hielo son un fenómeno propio de los desiertos helados de la Antártida o el Ártico, donde la sal marina actúa de catalizador, pero que también se produce en lagos helados del interior continental, cuando el agua que hay bajo una capa superficial de hielo se evapora y escapa por las fisuras; si la temperatura exterior es suficientemente baja, el vapor de agua se sublima y pasa directamente de estado gaseoso a sólido, cristalizando en forma de delicadas plumas o flores blancas.

Vegetación.


Tundra.
Durante el invierno la tierra está cubierta de hielo y las plantas hibernan, pero en el corto verano la tierra se libra del hielo y se cubre de una vegetación llamada tundra, compuesta por musgo, líquenes y flores pequeñas. No hay árboles, salvo en valles más protegidas o cerca del mar moderador, porque el suelo y el subsuelo están helados.

Fauna.


Osos polares.
En la tundra se alimentan algunos animales, como osos, renos, y conejos y zorros de nieve, insectos durante el verano, y también abunda la pesca, de la que viven las focas. Durante el verano es una inmensa zona de cría de aves migratorias, que vuelven al sur durante el invierno.

8.2. Los habitantes de la zona polar.

Casas en Groenlàndia.
Tradicionalmente la tundra de América y Asia ha sido habitada por esquimales y otros pueblos nómadas, dedicados a la caza y la pesca. Al norte de la península Escandinava, en Europa, viven los lapones, dedicados al pasto de rebaños de renos.
La vida de estos pueblos ha cambiado mucho en la época moderna, gracias a la aportación de tecnología y mejores comunicaciones para aprovechar los recursos minerales, como el carbón, el petróleo y el gas natural.


Fuentes. Zonas frías: paisaje polar.
Álvaro, Sebastián. Mundos del fin del mundo / 3. Donde se oye chirriar el eje de la Tierra. “El País” Semanal 1.924 (11-VIII-2013) 26-33. La Antártida.
Álvaro, Sebastián. Mundos del fin del mundo / 5. Montañas del océano. “El País” Semanal 1.926 (25-VIII-2013) 28-34. Las islas Georgias del Sur, donde yace Shackleton desde 1922.


9. ZONAS FRÍAS: PAISAJE DE ALTA MONTAÑA.
9.1. El paisaje de alta montaña.

Mapa del ámbito del clima de alta montaña.
Las zonas de alta montaña, como los Alpes en Europa, el Himalaya en Asia o los Andes en América, se parecen a los climas fríos.
Las zonas en las que hay clima de alta montaña varían según los factores de latitud, la altitud y la distancia al mar (moderadora). Así, mirando la latitud, cerca de los polos a los 800 m ya no hay verano, los Alpes es hacia los 2.500 m y los trópicos empieza a los 5.000 m.

Clima y ríos.

Climograma de alta montaña, en Sonnblick (Austria). Hay un error en el nombre del lugar.

En las zonas de alta montaña, las temperaturas son bajas durante todo el año debido a la gran altitud. Cada 100 m que se sube, disminuye la temperatura 0,6 a 0,65ºC (el gradiente térmico).

Las precipitaciones son abundantes al chocar las nubes con las montañas, pero van disminuyendo de forma progresiva, a medida que las nubes suben por las laderas de la montaña y se descargan la humedad, de manera que en la otra vertiente, a sotavento, con frecuencia se transforman en vientos fríos y secos (el efecto Foehn).
En las cimas de las montañas más altas las precipitaciones se producen generalmente en forma de nieve.
Los ríos son de caudal abundante y fuerte pendiente, con gran fuerza erosiva.

Vegetación.

Paisaje en el parque nacional de Aigües Tortes (Lleida, España).

La vegetación de alta montaña varía según tres factores: la latitud (más escasa cuanto más próxima a los polos), la altitud (más escasa y pequeña cuando más altura del relieve) y la orientación (más abundante en la vertiente donde llegan los vientos húmedos). Las plantas se disponen en pisos de diferente altitud, generalmente diferentes especies de árboles en la parte baja, prados en la parte alta y pequeñas plantas de roca en la parte superior.

Fauna.

.
Muflón.
La fauna de la alta montaña es escasa, con mamíferos especializados, como los muflones o las cabras montañesas, y aves cazadoras como el águila.

9.2. Los habitantes de las zonas de alta montaña.
Los habitantes de la alta montaña se dedican tradicionalmente a la agricultura en el fondo de los valles, la ganadería extensiva de ovinos, bovinos y caprinos, el aprovechamiento del bosque, la explotación de las canteras y minas, y la caza.

Estación de esquí de Baqueira Beret (España).
En los últimos años, con el mejoramiento de las comunicaciones, han añadido actividades más modernas como el turismo de nieve, el alpinismo, el trekking, y también destaca la producción de energía hidroeléctrica gracias a la abundancia de ríos y lagos y la estrechez de los valles que favorecen la construcción de pantanos. Esto ha favorecido el aumento de la población, estable o de temporada (segundas residencias).

Fuentes. Zonas frías: paisaje de alta montaña.
Álvaro, Sebastián. Mundos del fin del mundo / 1. K2. La montaña de las montañas. “El País” Semanal 1.922 (28-VII-2013) 30-37. El creador de Al filo de lo imposible escribe y fotografía la historia de las ascensiones a la mítica y peligrosa montaña del Himalaya.
Álvaro, Sebastián. Mundos del fin del mundo / 4. En el país de las hadas de rododendro. “El País” Semanal 1.926 (18-VIII-2013) 28-34. El cañón del río Yarlung Tsangpoo, en el Tíbet, es uno de los más remotos e inaccesibles del mundo.

FUENTES GENERALES.
Internet.
[http://iessonferrerdgh1e07.blogspot.com.es/2012/11/ud-4-climas-y-zonas-bioclimaticas-el.htmlBlog Herodoto: OP UD 04. Climas y zonas bioclimáticas.
[http://es.rbth.com/cultura/technologias/2014/08/05/cual_es_la_amenaza_de_los_misteriosos_agujeros_encontrad_42443.html] Los cráteres de la tundra siberiana, productos de la descongelación del permafrost.
Este blog tiene otras dos entradas para esta UD. Una es una ampliación para profesorado [http://iessonferrerdgh1e07.blogspot.com.es/2012/11/ud-6-climas-y-paisajes-de-la-tierra.html] y la otra reúne fuentes sobre biología, botánica, zoología, evolución natural y dinosaurios [http://iessonferrerdgh1e07.blogspot.com.es/2015/06/cs-1-ud-06-climas-y-paisajes-de-la.html].

Libros de ESO.
AA.VV. 1r Ciències Socials. Cruïlla. 2007. pp. 50-53.
AA.VV. Geografia I Història 1r ESO. Santillana. 2002. pp. 63-95.
Albert Mas, A.; Benejam Arguimbau, P.; García Sebastián, M.; Gatell Arimont, C. Ciències Socials, Geografia i Història. Cives 1. Vicens Vives. 2011: pp. 72-91. Es la fuente principal de la estructura y los contenidos.
Burgos, M.; Muñoz-Delgado, M. C. 1r Ciències Socials. Geografia i Història. Anaya. 2007. pp. 88-127.
Libros.
Demangeon, Jean. Los medios naturales del Globo. Masson. París. 1989. 251 pp.

Walter, H. Zonas de vegetación y clima. Omega. Barcelona. 1977. 245 pp.
Artículos.
Rivera, Alicia. Los ciclones se van hacia los polos. “El País” (15-V-2014) 34. Los tifones se desplazan 50 kilómetros por decenio, aumentando el área tropical.
Rivera, Alicia. Un planeta muy cambiado en 2050. “El País” (21-V-2014) 34-35. El calentamiento global: dos grados más de media hacia 2050.