Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

jueves, 14 de diciembre de 2017

EE UU. Dosier: El partido republicano.

EE UU. Dosier: El partido republicano.

Resultado de imagen de partido republicano estados unidos
El elefante es el símbolo de los republicanos norteamericanos.

El partido republicano y el partido demócrata han dominado la vida política estadounidense desde mediados del siglo XIX, dejando poco margen a las otras opciones. Su ideario, originalmente defensor de los propietarios campesinos del interior y los empresarios del Noreste, era relativamente avanzado en sus orígenes decimonónicos, como demuestra el ejemplo del presidente abolicionista Lincoln, y persistieron valores progresistas como el ecologismo del presidente Theodore Roosevelt. Pero desde los años 20 se decantó inexorablemente hacia posiciones conservadoras, un movimiento que culminó en el último tercio del siglo XX en las presidencias de Reagan y los Bush, padre e hijo, y sobre todo en la de Trump iniciada en 2017, en la que gran parte del partido se ha alineado con las ideas del Tea Party, aglutinando la xenofobia, el nacionalismo radical, el racismo, la misoginia y otros extremos ideológicos junto a una política económica proteccionista

Resultado de imagen de partido republicano estados unidos trump herodoto boix


FUENTES.
Internet.

Artículos.
Mars, A. Los votantes de Trump no se arrepienten. “El País” (30-IV-2017). Los republicanos siguen fieles a Trump casi unánimemente.
Carnes, Nicholas; Lupu, Noam. Los votantes de Trump no son obreros. “El País” (4-VIII-2017). Los dos analistas aseveran que dos tercios de los votantes de Trump son de la mitad mejor situada económicamente.

Mars, A. Y el magnate se hizo dueño del Partido Republicano. “El País” (7-XI-2017). La oposición interna se desvanece.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Ciencia: Revolución tecnológica.

Ciencia: Revolución tecnológica.
Las noticias sobre las novedades de la ciencia en relación con la revolución tecnológica actual.

Artículos. Orden cronológico.




Rivera, Alicia. Vuelo al futuro. “El País” Semanal 1,919 (7-VII-2013) 60-66. Las propuestas de futuro en aviónica. 
Martín, Javier. El cuerpo, santo y seña. “El País” (29-XII-2013) 58. Las principales tendencias tecnológicas en 2014.
Sampedro, J. Mi mano robótica siente. “El País” (6-II-2014). Científicos europeos dotan de tacto a una prótesis.

Salas, Javier. Las máquinas conquistan el último tablero de los humanos. “El País” (28-I-2016) 32. Un ordenador bate al fin a los humanos en el juego más difícil, el chino Go, utilizando novedosas habilidades de intuición.

Pedreño, Andrés. Las diez revoluciones que nos cambiarán. “El País” (25-X-2016). Inteligencia artificial, Medicina personalizada y cirugía robótica, Nuevos materiales, Ciudades inteligentes y el Internet de las cosas, Energías limpias,  Dinero y las finanzas digitales, Educación abierta ‘online’, Coche autónomo, Drones, Datos masivos y abiertos.

AA. VV. Doce inventos que ya existen y que van a cambiar nuestra vida. “El País” Ideas (6-XI-2016). 1. Implantes neuronales. Tecnologías para el cerebro. 2. CRISPR. Una creación de la naturaleza. 3. Coches autónomos. Olvídese de conducir. 4. Grafeno. El material divino. 5. Computación afectiva. Robots y emociones. 6. Realidad virtual. Otros mundos. 7. Asistentes personales. Pregunta a Siri. 8. Baterías. Toda la energía en una caja. 9. Agricultura de precisión. Controlar el campo con el móvil. 10. Impresoras 3D. Una revolución industrial. 11. Encriptación biométrica. Rasgos únicos. 12. Robots quirúrgicos. Cita androide.

Gómez Blanco, M. La revolución llega sobre ruedas. “El País” Ideas 90 (29-I-2017). La conducción autónoma, el transporte compartido, la movilidad eléctrica...
Domínguez, Nuño. Aquí nacen los robots del futuro. “El País” Semanal 2.119 (7-V-2017). Reportaje sobre el MIT de Cambridge (Massachusetts).

Muñoz, Ramón. El 5G cambiará el estilo de vida y afectará al bolsillo. “El País” (6-IX-2017).
Collera, Virginia. Los cerebros de los robots. “El País” Semanal 2.140 (1-X-2017). Reportaje en el famoso laboratorio IRobot del MIT, punta de lanza de la robótica.
Domínguez, N. Qué hará la ciencia por ti en 2050. “El País” Ideas 131 (12-XI-2017). Los grandes avances del saber y los dilemas que plantean.
Criado, M. Á. El mundo sin coches, sin petróleo, sin empleos. “El País” Ideas 131 (12-XI-2017). La revolución tecnológica transformará la sociedad.
Mediavilla, Daniel. La evolución ya no es lo que era. “El País” Ideas 131 (12-XI-2017). La especie humana no ha cambiado morfológicamente en milenios y la adaptación es ahora cultural y tecnológica.
García, Leontxo. Un ‘software’ autodidacta derrota al mejor programa de ajedrez. “El País” (8-XII-2017).
Jiménez Cano, Rosa. Un día en el garaje de Google. “El País” (10-XII-2017). El alemán Fredrick G. Pferdt es jefe de innovación de Alphabet (Google) y trabaja en Mountain View (California) en un entorno informal.

Nadal, Victoria S. Adam Cheyer: “Dentro de poco, los asistentes de voz serán más importantes que los ‘smartphones”. “El País” Retina (11-XII-2017).

viernes, 8 de diciembre de 2017

España. Dosier: La vivienda y su precio.

España. Dosier: La vivienda y su precio.




La construcción se hundió en España de manera dramática entre 2007 y 2013, con la pérdida de un millón y medio de puestos de trabajo directos y casi un millón de indirectos. Numerosas pequeñas y medianas empresas de construcción así como inmobiliarias quebraron o, en los casos más afortunados, redujeron notablemente sus plantillas. Empero, a finales de 2014, el editorial Purga inmobiliaria [“El País” (23-XI-2014)] apuntaba la reactivación del sector inmobiliario, con más inversión extranjera y nacional, aunque todavía muy selectiva:
‹‹Los activos inmobiliarios perdieron en promedio más de una tercera parte de su valor de mercado desde el inicio de la crisis. En algunos segmentos del mercado esa purga ha concluido hace meses, a tenor del renovado interés inversor. Han sido en principio las ubicaciones del litoral, aquellas más cercanas a los tradicionales destinos turísticos, las que sobre la base de un intenso ajuste determinado por un stock de viviendas elevado han atraído las compras fundamentalmente de extranjeros. En lo que va de 2014, esa tendencia ha proseguido. También se aprecian indicios de recuperación de la demanda en otros activos, como las viviendas en ciudades del interior y, desde luego, oficinas y locales comerciales en algunas de las grandes concentraciones urbanas (Madrid y, en menor medida Barcelona), donde también la inversión extranjera ha sido la titular de una mayoría de las adquisiciones. Hoteles y centros logísticos o suelo industrial son igualmente objeto de la atención inversora.
Pocas explicaciones tan elocuentes como la intensa caída de los precios contribuyen a entender ese renovado interés en la inversión extranjera en activos inmobiliarios. Los precios españoles no son solo históricamente reducidos, sino que también contrastan favorablemente con los vigentes en otros mercados europeos.
La participación de las inversiones extranjeras cobra mayor peso cuando tomamos en consideración las realizadas a través de vehículos inversores, como las Socimi, donde una parte significativa del capital no es español. Ya no son únicamente aquellos fondos buitre que durante la crisis sobrevolaron los focos de generación de gangas que propiciaba la ruina de los inversores en el inmobiliario. Aun cuando los riesgos se percibieran como elevados, las caídas de precios eran prometedoras de rentabilidades más que aceptables.
Esa participación de inversores no residentes explica que la recuperación de un sector tan intensivo en endeudamiento como el de la construcción residencial y de la promoción inmobiliaria haya coexistido con tasas negativas del crecimiento del crédito doméstico. Su completa recuperación, por tanto, requerirá la normalización del crédito bancario, como condición necesaria. La suficiente no es otra que la intensificación del ritmo de crecimiento de la economía y su reflejo en la creación de empleo. Si el estancamiento de la eurozona no da al traste con las previsiones de moderada recuperación de la renta de las familias en España es probable que la tendencia hasta ahora observada se refuerce con la demanda de residentes, y que a los inversores oportunistas extranjeros les acompañen igualmente otros con voluntad menos especulativa, con proyección de más largo plazo.
Con todo, tardaremos en observar, si lo hacemos, la pujanza que tuvo el sector inmobiliario en la década previa a la emergencia de la crisis. Ni en términos de PIB o empleo, mucho menos de financiación crediticia bancaria, es aconsejable que ese sector llegue a constituirse en el más importante de la economía española. Pero sin la visualización de su recuperación, de la demanda de españoles, no podrá decirse que el conjunto de la economía española ha conseguido asegurar la suya. Y eso nos remite a la necesidad de que la eurozona asuma la prioridad de estímulo de la demanda agregada, no solo con las decisiones monetarias ya ensayadas, sino con inversiones paneuropeas, tal como prometió el presidente Juncker.››

Resultado de imagen de blogspot, precio vivienda españa 2017
Evolución del precio de la vivienda de segunda mano en España entre 2006 y 2017.

El editorial ¿Regreso al pasado? [“El País” Negocios 1.663 (17-IX-2017)] muestra preocupación por una vuelta a los errores de la burbuja inmobiliaria del decenio anterior:
‹‹La principal razón de que la crisis de 2007 revistiera una especial gravedad en la economía española fue la intensidad que en esta representaba la construcción residencial y la actividad de promoción inmobiliaria. La importancia en la determinación del PIB de la construcción residencial venía a ser muy superior al promedio europeo, pero también a lo que llegó a representar en la anterior crisis inmobiliaria española, la de los primeros años noventa del siglo pasado. No habíamos escarmentado. Entre 2000 y 2007, coincidiendo con nuestra presencia en la Unión Monetaria, las favorables condiciones de financiación, y una fiscalidad estimuladora de la vivienda en propiedad contribuyeron a renovar la avidez por la inversión en vivienda de los españoles. En 2007 representaba el 12% el PIB español, más de cinco puntos porcentuales de lo que significaba en la eurozona. España era uno de los países del mundo con el mayor parque de vivienda en propiedad. Conocido es el tópico que hacíamos más viviendas en un año que Alemania, Francia e Italia juntas. Los precios se duplicaron en esos ocho años.
El sistema bancario fue uno de los grandes animadores de esa fiesta. Su proactividad llevo a la aplicación de tipos de interés históricamente reducidos en los préstamos hipotecarios y vencimientos dilatados. Con datos del Banco de España, en su reciente Informe sobre la Crisis, en esos primeros siete años de la presente década la financiación al sector inmobiliario registró tasas de crecimiento medio anual del 20 % en el crédito para adquisición de vivienda y del 29 % en el caso del crédito a las empresas de construcción y servicios inmobiliarios. Cualquiera constituía una promotora y asumía riesgos que en principio se presentaban compensados por unas expectativas de revalorización de los precios de los activos que parecía no tener fin. La capacidad profesional de los promotores era, en el mejor de los casos, desigual. La complicidad de algunos Ayuntamientos en esa euforia recalificadora de suelo fue manifiesta.
La crisis fue demoledora para el sector. No solo en términos patrimoniales, sino también reputacionales. El censo de promotores se redujo de forma sustancial, muchos de ellos dejaron un nivel de impagos y tasas de morosidad con los bancos sin precedentes. Los episodios recientes de liquidaciones bancarias no se entienden sin el legado de una inversión crediticia en el sector distante en muchos casos del análisis de riesgos más elemental.
Ahora asistimos a una revitalización del sector. Con operadores nuevos y actitudes que parecen haber asimilado las experiencias recientes. Junto a promotoras que no sufrieron la crisis han aparecido fondos de inversión, muchos de ellos extranjeros, ávidos de encontrar rentabilidades superiores a las que ofrecen las inversiones financieras convencionales. También con un sector bancario mucho más exigente en el análisis del riesgo de crédito, y nuevas fuentes de financiación más amparadas en los recursos propios de los promotores. Con todo, la existencia de tipos de interés bajos es, al igual que en el pasado, un factor de estímulo de esa recuperación. Los fundamentos de la demanda no son similares, y por ello el ritmo de construcción de nuevas viviendas o las transacciones de usadas es más comedido. Pero los precios han iniciado una clara recuperación desde el desplome posterior a 2007. Hay que confiar en que esa mayor autonomía financiera de los promotores no constituya la justificación para que un sector por otro lado necesario no vuelva a las andadas y escarmiente de una vez por todas.››

FUENTES.
Internet.
[https://www.tinsa.es/precio-vivienda/] La web más objetiva sobre el precio de la vivienda en España, con datos constantemente actualizados.

Documentales e informativos.

El precio de la vivienda sube un 5,6 % en el segundo trimestre (8-IX-2017). Agencia EFE. Un minuto.

Artículos.
Abril, Guillermo (texto); Cáliz, Alfredo (fotos). Aquí vivo solo. “El País” Semanal 1.790 (16-(I-2011) 30-39. Reportaje sobre las urbanizaciones fantasmas en España.
Redacción. Desplome sin precedentes de las hipotecas sobre viviendas. “El País” (24-II-2012) 25.
Redacción. La venta de viviendas cae el 30% tras el alza de 2010. “El País” (8-III-2012) 22.
Doncel, Luis. El precio de la vivienda sufre la mayor caída desde el inicio de la crisis. “El País” (16-III-2012) 22.
Gómez, Carlos. Quién lo desendralillará. “El País” Negocios 1.377 (25-III-2012) 4-6.
Doncel, Luis. Y después del naufragio, ¿qué? “El País” Negocios 1.377 (25-III-2012) 7.
Méndez, Rafael (texto); Schulz-Dornburg, Julia (fotos). La paradoja de la Fortuna. “El País” Semanal 1.880 (7-X-2012) 55-57. El proyecto que llevó al desastre al pueblo murciano de Fortuna.
Gavino, Andrés R. El precio de la vivienda cae al mayor ritmo desde que comenzó la crisis. “El País” (15-XII-2012) 26.
De la Vega, I. El precio de los pisos acumula una caída del 33,5%. “El País” (3-I-2013) 28. En 2012 se empezaron solo 46.000 viviendas, el mínimo desde 1985, y se terminaron 118.000, lo que se compara negativamente con las 820.000 de 2006.
Galindo, Cristina. La banca deja caer a otro grande del ladrillo. “El País” (20-II-2013) 11. La inmobiliaria Reyal Urbis presenta un concurso de acreedores de 4.400 millones.
Pellicer, Lluís. La vivienda sufre ahora su mayor caída. “El País” (14-VI-2013) 23. Los precios bajan tras la retirada de las ventajas fiscales.
Jiménez Gálvez, J. El 84% de las obras, fuera de casa. “El País” (4-VIII-2013) 22-23. Las grandes constructoras tienen en el exterior una ingente cartera de obras por 71.000 millones de euros.
Cuchí, Albert; Sweatman, Peter. Por un nuevo sector de la edificación. “El País” (14-VIII-2013) 21-22. Los autores proponen para España al sector de la rehabilitación y la mejora urbana como el sustituto de la construcción de nueva obra.
Romero, Álvaro. Los compradores extranjeros animan un mercado de la vivienda estancado. “El País” (5-IX-2013) 21.
Pellicer, Lluís. Exportar el lastre. “El País” (5-IX-2013) 21. Los extranjeros son un importante nicho del mercado inmobiliario.
Laorden, Carlos. Un futuro de alquiler y más profesional. “El País” Negocios 1.459 (20-X-2013) 18-19. Expertos del sector inmobiliario debaten el futuro de la vivienda en España, que tenderá al alquiler, más barato que la compra y que se adapta mejor a la incertidumbre laboral y salarial de muchos trabajadores.
Pellicer, Lluís. La piqueta amenaza los edificios fantasma. “El País” (29-X-2013) 30-31. En España hay entre 675.000 (fuente de Ministerio de Fomento) y 815.000 (fuente de CaixaBank) viviendas sin vender y muchas, las previsiblemente invendibles, deberían ser destruidas para evitar los costosos gastos de mantenimiento y que afecten a los precios del resto de inmuebles de la misma zona.
Pellicer, Lluís; Galindo, C. Más de 600.000 pisos nuevos sin vender. “El País” (24-XI-2013) 28-29. Cientos de miles están sin acabar.
Sánchez-Silva, Carmen. El tasador tasado. “El País” (22-II-2011) 30-31. La sobrevaloración inmobiliaria en España en el periodo 2004-2008.
Pellicer, Lluís. El precio de la vivienda suaviza su caída al 4,5% en el tercer trimestre. “El País” (29-XI-2013) 26.
Pellicer, Lluís. El precio de la vivienda frena su caída. “El País” (17-XII-2013) 24. Los pisos usados han bajado un 43,3% desde 2008.
Pellicer, Lluís. Los inmuebles se encarecen en las comunidades del arco mediterráneo. “El País” (17-XII-2013) 24. Los precios vuelven a crecer en las costas y Madrid, por primera vez desde 2010.
Editorial. Ajuste inacabado. “El País” Negocios 1.472 (19-I-2014) 2.
Pellicer, Lluís. Tierra a la vista para el inmobiliario. “El País” Negocios 1.472 (19-I-2014) 4-6.
Pellicer, Lluís. El nuevo tablero inmobiliario. “El País” Negocios 1.482 (30-III-2014) 4-6. Los nuevos actores del mercado inmobiliario.
Romero, Álvaro. El precio de la vivienda frena la caída al 1,6% y apunta a la estabilización. “El País” (10-VI-2014) 16.
Romero, Álvaro. Los extranjeros y la recuperación reaniman el precio de la vivienda. “El País” (9-IX-2014) 24. El coste de los pisos sube por primera vez desde el inicio de la crisis en 2008.
Pellicer, Lluís. El sector inmobiliario, a dos velocidades. “El País” (9-XI-2014) 33. Se ha recupera la inversión en edificios de oficinas y comerciales, pero prosigue hundido el mercado de viviendas.
Editorial. Purga inmobiliaria. “El País” Negocios 1.516 (23-XI-2014) 3. Parece confirmarse la reactivación del sector, con más inversión extranjera y nacional, aunque todavía muy selectiva.
Bolaños, A. La inversión en vivienda vuelve a crece siete años después. “El País” (28-XI-2014) 27.
Romero, Á. La venta de viviendas sube en 2014 por primera vez en cuatro años. “El País” (13-I-2015) 21. Se basa en la vivienda de segunda mano porque la obra nueva cae a mínimos.
López Letón, Sandra. Más de 500.000 casas buscan dueño. “El País” Negocios 1.527 (8-II-2015) 26.
Pellicer, Lluís. El precio de la vivienda se eleva el 4,2%, la mayor subida desde 2007. “El País” (9-IX-2015) 37.
López Letón, Sandra. La burbuja que ambriagó a España. “El País” Negocios 1.564 (25-X-2015) 84-85.
Laborda, Á. La vivienda arranca. “El País” Negocios 1.570 (13-XII-2015) 19.
López Letón, S. La venta de casas registra su mayor repunte desde 2008. “El País” (11-II-2016) 41. Creció en 2015 un 11,1%.
Pellicer, Lluís. El precio de los alquileres vuelve a aumentar tras siete años de caídas. “El País” (15-II-2016) 31.
López Letón, S. Los visados para casas nuevas suben un 57%, el mejor dato desde 2011. “El País” (31-V-2016).
López Letón, S. La compra de casas se dispara y el precio ve su mayor alza desde 2007. “El País” (10-VI-2016).
López Letón, S. La compra de casas crece un 13,6% en 2016, el mayor ritmo desde 2007. “El País” (11-II-2017).
López Letón, S. El precio de la vivienda crece un 4,7%, la mayor subida desde 2007. “El País” (9-III-2017).
López Letón, S. El inquietante auge del mercado de la vivienda. “El País” Negocios 1.635 (26-III-2017). Los precios suben de nuevo.
Editorial. Burbuja localizada. “El País” Negocios 1.635 (26-III-2017).
Muñoz, Ramón. El suelo vuelve a florecer en España. “El País” (3-IV-2017).
Sánchez-Silva, C. El sector resucita renovado. “El País” (25-V-2017). Suben los precios y las ventas, con alta presencia extranjera.
Gutiérrez, H. El BBVA prevé una subida del 10% en la venta de viviendas. “El País” (20-VII-2017). Prosigue la moderada recuperación.
López Letón, Sandra. Empresas que dan brío a la vivienda. “El País” Negocios 1.663 (17-IX-2017). Nuevas promotoras inmobiliarias se abren paso.
Editorial. ¿Regreso al pasado? “El País” Negocios 1.663 (17-IX-2017).

López Letón, S. El precio de la vivienda sube al mayor ritmo en una década. “El País” (8-XII-2017). Un 7% de media en el tercer trimestre; un 12% en Madrid y un 9,1% en Baleares.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Unión Europea. Dosier: El Eurogrupo.

Unión Europea. Dosier: El Eurogrupo.

Resultado de imagen de eurogrupo definicion
Mário Centeno, presidente del Eurogrupo desde 2018.

Mário Centeno, el ministro de la recuperación lusa, nuevo jefe del Eurogrupo. Agencia EFE. Dos minutos.

El comité informal de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona es un organismo muy importante en la fijación de su política económica. Lo presidió hasta finales de 2017 el socialdemócrata holandés Jeroen Dijsselbloem y a partir de 2018 el socialista portugués Mário Centeno.

El editorial Un nuevo Eurogrupo [“El País” (5-XII-2017)] explica que el portugués Mario Centeno necesitará demostrar una gran capacidad negociadora en el futuro diseño económico europeo:
‹‹Sus méritos le preceden. El ministro de Economía portugués, Mário Centeno, en abierto desafío a algunas de las recetas más ortodoxas de sus colegas europeos, ha logrado en dos años meter al déficit público en cintura y casi duplicar el ritmo de crecimiento de su país. Su nombramiento al frente del Eurogrupo (la reunión informal de los 19 ministros de Economía de la eurozona) es, por tanto, una apuesta distinta para un momento diferente de la Unión Europea y de la zona euro, para la que la OCDE acaba de elevar sus previsiones de crecimiento para 2017 hasta el 2,4%.
Mário Centeno, que será el primer presidente del Eurogrupo procedente de un país del sur y receptor neto de fondos europeos, augura una visión nueva, alejada de la pretenciosidad en la que cayó durante su primer mandato el holandés Jeroen Dijsselbloem, si bien no disfrutará en Bruselas de tanto margen de maniobra como en Portugal.
La presidencia de Centeno, en todo caso, ha de ser una presidencia de transición. Mañana mismo, la Comisión Europea propondrá formalmente la institución de un superministro de Hacienda para unir en su figura las funciones de dirección económica de la eurozona y de la UE, un embrión de presupuesto específico para la eurozona y la transformación del Mecanismo Europeo de Estabilidad en un Fondo Monetario Europeo. París ha sido el máximo defensor de este proyecto, al que ahora podría unirse Berlín con más entusiasmo en el caso de que el socialista Martin Schulz reedite con Angela Merkel la gran coalición.
En la transformación del Eurogrupo, su nuevo presidente no tendrá un papel crucial, pero sí relevante. Centeno era el candidato de Francia y Alemania. España le ha dado su firme apoyo. Ha probado con creces su capacidad de gestión en Portugal. En Bruselas tendrá que demostrar, además, su capacidad negociadora.››

FUENTES.
La organización del Eurogrupo.
Internet.

Artículos.
Pérez, C. Un portugués crítico con la austeridad liderará a los ministro del euro. “El País” (5-XII-2017). El socialista portugués Mário Centeno.
Martín del Barrio, Javier. El economista afable que cuadró las cuentas. “El País” (5-XII-2017).

Editorial. Un nuevo Eurogrupo. “El País” (5-XII-2017).

martes, 5 de diciembre de 2017

España. Dosier: La economía colaborativa.

España. Dosier: La economía colaborativa.

Resultado de imagen de blogspot economia colaborativa


¿Qué es la Economía Colaborativa? Cinco minutos.

El editorial Uber, la regulación pendiente [“El País” (26-IX-2017)] apunta, al hilo de la sanción de la agencia de transporte de Londres a Uber, a que se regulen von urgencia las plataformas colaborativas:
‹‹Uber, la compañía tecnológica de transporte de vehículos con conductor, ha recibido un serio revolcón en Londres. La agencia Transport for London (TfL) ha denegado la renovación de la licencia a la empresa porque, según sus conclusiones, carece de la actitud requerida “a la hora de informar de delitos graves” y no explica cómo obtienen sus conductores los certificados médicos o penales. Los reguladores de Londres consideran que estas son razones suficientes para entender que Uber no es “un operador adecuado y correcto”.
El conflicto de las plataformas tecnológicas que gestionan la llamada economía colaborativa no es nuevo, pero una decisión como esta sitúa a los Gobiernos y a las propias plataformas en la urgente obligación de aclarar y regular la actividad. Los avances tecnológicos han llegado para quedarse; los ciudadanos ya no van a renunciar a las ventajas que supone pedir un transporte mediante una aplicación en el móvil, ni es deseable que lo hagan. Pero Uber y el resto de las compañías de la nueva economía tienen que cumplir la ley. Las innovaciones que ofrecen no pueden ser una coartada para instalarse en la reticencia de la información que facilitan a las autoridades públicas. Debe quedar claro, además, que tienen que operar en un régimen de homogeneidad fiscal. La prosperidad de Uber o de cualquier otra compañía del ramo no puede estar basada en la competencia desleal en materia de tributos.

Uber recurrirá la decisión y se escuda en los 40.000 empleos afectados. El argumento no se sostiene; si están en peligro es porque Uber no se ha ajustado a los requerimientos de la autoridad pública. El fondo del problema sigue en pie: la regulación tradicional es insuficiente e ineficiente para encajar la tecnología colaborativa en el orden económico actual. Gobiernos y empresas tienen que negociar esa transición con un nuevo marco regulatorio.››

Fuentes.
Internet.

Noticias.
Abellán, L. Bruselas plantea proteger más a los trabajadores de empresas como Uber. “El País” (26-IX-2017).
González, J. S. Las ‘apps’ de transporte como Uber o Cabify apenas declaran beneficios. “El País” (20-XI-2017).

Doncel, Luis. Los trabajadores precarios de la economía digital se organizan por sus derechos. “El País” (4-XII-2017). Conductores, repartidores…

Opiniones.
Carbó, Santiago. Lecciones del ‘caso Uber’. “El País” (26-IX-2017).
Editorial. Uber, la regulación pendiente. “El País” (26-IX-2017). La sanción de la agencia de transporte de Londres urge que se regulen las plataformas colaborativas.
Ratti, Carlo. Carta a un amigo taxista. “El País” (9-VII-2017). Ratti es catedrático del MIT y explica que la llegada del coche autónomo es inevitable y les conviene a los taxistas adaptarse, mejor que oponerse.
Subirats, Joan. Desprotección digital. “El País” (6-VII-2017). Las plataformas colaborativas no son negativas salvo si explotan a los trabajadores autónomos.



miércoles, 29 de noviembre de 2017

Dosier: El sector del taxi en España y las plataformas de transporte compartido.

Dosier: El sector del taxi en España y las plataformas de transporte compartido.

Resultado de imagen de blogspot, Transporte competitivo. uber

Tensión en protesta de taxistas contra Cabify y Uber en Madrid. Agencia EFE. Dos minutos.

El editorial Transporte competitivo [“El País” (13-VII-2017)] aboga por regular las plataformas como Uber y Cabify sin restricciones pero con tributos y costes iguales a los del taxi: ‹‹El recurso de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) contra el decreto que regula el sistema de licencias de los Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC) es una prueba más de que la economía colaborativa en el transporte carece de una regulación legal creíble y eficaz. El decreto recurrido imponía limitaciones (una licencia de VTC por cada tres de taxi, prestar el servicio con reserva previa, no captar clientes en la calle) que resultan discriminatorias respecto al taxi; por tanto, vulnera un principio elemental de competencia y es muy probable que el Tribunal Supremo acepte la reclamación de la CNMC.
La regulación de los VTC no está bien enfocada. El problema de los nuevos servicios de transporte urbano, que amplían la oferta, reducen los precios y ofrecen tecnologías (aplicaciones) que facilitan la vida a los consumidores, radica en que se amparan bajo el paraguas de plataformas, como Uber y Cabify, sobre las que pesa la sospecha de que no pagan los impuestos en España. Pero ese problema no se resuelve imponiendo restricciones a las licencias, sino aplicando una legislación que garantice una fiscalidad igual a la de los taxis, pagadera en España, y costes de licencias iguales en ambos segmentos del mercado. Y, cómo no, una regulación transparente de las relaciones entre las plataformas y sus agentes que garantice una competencia leal.
Las Administraciones públicas, temerosas tanto de las consecuencias de la liberalización como de ver reducida su recaudación fiscal, han optado por restringir la actividad de las plataformas y con ello la oferta de transporte, en perjuicio de los usuarios. Y no se trata de mirar hacia otro lado. Es hora de que la economía colaborativa se regule en serio. Hay que verificar cuántos impuestos pagan las plataformas y dónde los pagan; continuar con normas que impidan el mercado negro de cualquier tipo de licencias y concluir con una legislación que no mutile la competencia.››

Fuentes.
Internet.

Noticias.
Gutiérrez, Hugo. La lucha fratricida del transporte. “El País” (2-VII-2017). La pugna entre los taxistas y los conductores de las nuevas plataformas.
Delgado, C. La CNMC recurre en el Supremo el decreto de licencias de Uber y Cabify. “El País” (12-VII-2017). La CNMC quiere liberalizar más el sector del transporte favoreciendo a las plataformas.
Abellán, L. Bruselas plantea proteger más a los trabajadores de empresas como Uber. “El País” (26-IX-2017).
Muñoz, Ramón. La concesión de licencias de taxi lleva 20 años bloqueada. “El País” (29-XI-2017).
Gutiérrez, Hugo. El sector va a la huelga en toda España contra Uber y Cabify. “El País” (29-XI-2017).

Gutiérrez, H.; Muñoz, R. El taxi para en toda España, pero no logra frenar la eclosión de los VTC. “El País” (30-XI-2017).

Opiniones.


Carbó, Santiago. Lecciones del ‘caso Uber’. “El País” (26-IX-2017).
Editorial. Transporte competitivo. “El País” (13-VII-2017).
Editorial. Una huelga inútil. “El País” (30-XI-2017).
Editorial. La batalla del taxi. “La Vanguardia” (30-XI-2017).

lunes, 27 de noviembre de 2017

Dosier: Las monedas virtuales.

Dosier: Las monedas virtuales.

Resultado de imagen de criptomoneda, bitcoin

El editorial Amenaza de burbuja [“El País” Negocios 1.673 (26-XI-2017)] avisa de una presunción de burbuja: el bitcoin es hoy un instrumento inestable y especulativo:
‹‹ Por más probable que sea un futuro dominado por monedas virtuales, el presente no deja de ser confuso y preocupante. La credibilidad del bitcoin tropieza con un muro disuasorio: pocos saben con exactitud cuál es el fundamento de su virtualidad (blockchain) ni el soporte de su solvencia y muchos de los que lo saben, desconfían. Tampoco cuenta con el beneficio de la costumbre. Para el común de los ciudadanos, el bitcoin es una rareza que se percibe de vez en cuando como un eco lejano. El quid de la cuestión está en saber si debe haber más gente implicada, hasta avalar la costumbre del bitcoin. Y para esa pregunta sólo hay respuestas a media luz. Nada se opone a que en el futuro los gobiernos adopten una moneda virtual. Al fin y al cabo, son los que respaldan cualquier moneda y no hay razón para que si se respalda un pedazo de papel no se haga lo propio con un paquete de bits. Pero ese no es el grado de concreción actual de las monedas virtuales; y tampoco se espera en años inmediatos.
Bien, este es el cuento. El bitcoin se ha revalorizado más del 700% desde su creación y cada uno de ellos cotiza hoy a unos 8.000 dólares. Dicen que algunas Bolsas crearán mercados de futuros sobre bitcoins y que macrotiendas prestigiosas permitirán pagar con el trenzado de bits. Bien. Pero todo lo anterior no deja de ser una descripción eufórica que se resume en un solo concepto, volatilidad. Resulta muy peligroso para los inversores y poco práctico para cualquier sistema monetario que se precie fundamentar intercambios económicos en una unidad de medida que presenta oscilaciones tan pronunciadas como respuesta a pequeñas incitaciones o cambios electrónicos o comerciales. El bitcoin es hoy un instrumento inestable y especulativo y no son pocos los que auguran que “acabará mal”. Mal para los que hayan apostado por él, claro.
El modelo de evolución es el de una burbuja. Las fuerzas de oferta y demanda no operan en este universo y por lo tanto la lógica de su proyección no puede aprehenderse. Y esta es la razón por la que ha de aplicarse el principio “En la duda, abstente”. No es sensato involucrarse en cotizaciones cuyo origen se conoce mal, carecen de respaldo conocido a su solvencia y experimentan fuertes aumentos de valor en periodos cortos.
Habría que responder además a dos preguntas. La primera es: si el bitcoin y otras monedas virtuales resultan un fiasco ¿aceptarán su responsabilidad, personal e intransferible y pagarán los costes debidos o, por el contrario, pedirán reparaciones, reclamarán compensaciones y culparán a los gobiernos y a los reguladores de un eventual fracaso? Porque la especulación se alimenta con frecuencia de la excusa “Nadie me lo impidió” como depuración exculpatoria. El reverso de esta falacia es la tendencia natural de la regulación a ignorar los riesgos potenciales y acudir con la lengua fuera a sofocar los daños cuando ya se han producido.
¿Cuándo otorgarán los gobiernos su respaldo y sus poderes de control a una moneda virtual? También en este punto las respuestas brillan por su ausencia. Ahuyentados los espectros de la crisis financiera, parecería oportuno hoy saber que opinan los bancos centrales y los poderes políticos sobre cuál debe ser el futuro del dinero y la moneda, al fin y al cabo herramientas de intercambio cuya fisicidad y utilidad puede ser mejorada por la tecnología. Aval, cobertura, control y seguridad son las carencias de las monedas virtuales de hoy; todas esas garantías sólo pueden darlas las instituciones.››

Un prestigioso economista, Rogoff (2017), apunta que la especulación con criptomonedas es una inversión de altísimo riesgo, abocada al desastre, salvo que los Estados las regulen y avalen: ‹‹El precio a largo plazo de criptomonedas anónimas como el bitcoin es, probablemente, próximo a cero. Pero existe un potencial real para aquellas que sean rastreables y que pretendan competir con las tarjetas de débito y crédito. Aunque la regulación gubernamental tendrá mucha influencia a la hora de decidir quiénes son los ganadores y los perdedores.›› [García Vega, M. Á. Kenneth Rogoff. ‘El precio del bitcoin es cercano a cero’. “El País” Negocios 1.673 (26-XI-2017).]

La fiebre del "oro digital" en Japón dispara el valor del bitcoin. Agencia EFE. Un minuto.

FUENTES.
Internet.

Artículos.
Mars, Amanda. El FMI da un voto de confianza a las monedas virtuales. “El País” (21-I-2016) 42. Resume el crecimiento de monedas virtuales como bitcoin.
García de la Cruz, Rodrigo. Adiós al dinero contante y sonante. “El País” Ideas (7-II-2016) 2-3. Muchos países planean abandonar el dinero físico, sustituido por el digital o los bitcoins.
Wolman, David. La venganza de las viejas monedas. “El País” Ideas (7-II-2016) 3. Repensar el sistema de divisas nacionales, con ayuda de los bitcoins.
Popper, Nathaniel. Más allá del ‘bitcoin’. “El País” Ideas (7-II-2016) 4.
Ontiveros, E. El dinero estorba. “El País” Negocios 1.581 (21-II-2016) 18.
Redacción. Monedas que van por barrios. “El País” (16-XI-2016). Hay decenas de monedas sociales en España, promovidas sobre todo por Ayuntamientos para promover el comercio local.
Pozzi, S. JPMorgan considera el bitcoin un ‘fraude que acabará mal’. “El País” (14-IX-2017).
García Vega, M. Á. Adiós, cerdito, adiós. “El País” Semanal 2.141 (8-X-2017). La tendencia a que el dinero físico desaparezca en beneficio de apuntes digitales o criptomonedas.
Rogoff, Kenneth. La quimera del oro electrónico. “El País” Negocios 1.668 (22-X-2017). La criptomoneda no podrá competir con las monedas emitidas por los bancos centrales, aunque su tecnología sí es útil.
García Vega, M. Á. La especulación acuña las monedas virtuales. “El País” Negocios 1.673 (26-XI-2017).
García Vega, M. Á. Kenneth Rogoff. ‘El precio del bitcoin es cercano a cero’. “El País” Negocios 1.673 (26-XI-2017).
Editorial. Amenaza de burbuja. “El País” Negocios 1.673 (26-XI-2017). Presunción de burbuja: el bitcoin es hoy un instrumento inestable y especulativo.


sábado, 25 de noviembre de 2017

Dosier: Las interferencias rusas en la Red.

Dosier: Las interferencias rusas en la Red.

Resultado de imagen de rusia internet trolls

Rusia ha emprendido en los últimos años una activa interferencia a través de Internet en los asuntos internos de otros países aprovechando la facilidad de la difusión de ideas en las redes sociales y la falta de control de su veracidad. En una época de debilidad ideológica e informativa de amplias masas de población su éxito ha sido al parecer notable en la victoria electoral de Trump, en el Brexit o en la intensificación de los populismos nacionalistas en España, Alemania o Italia. El objetivo es desestabilizar la democracia en Occidente y debilitar la OTAN, sin atender a que un aumento de la tensión internacional redundará negativamente en la propia Rusia.

Cómo los Bots y Trolls de Rusia invaden nuestras vidas. Caos. Cinco minutos.

El editorial Intoxicaciones rusas [“El País” (29-IX-2017)] trata la intromisión rusa en la crisis catalana y la extrapola a su agresiva política en la Red contra Occidente:
‹‹No es una guerra cruenta, pero sí insidiosa, tramposa y, a la postre, arriesgada. Actuando desde Rusia, un país cuyas relaciones con el mundo occidental atraviesan difíciles momentos por la anexión de Crimea y el apoyo a la guerrilla separatista en Ucrania, una serie de hackers han decidido sumarse a la causa independentista y así buscan la desestabilización de España y de Europa. Su propaganda encubierta en las elecciones de Estados Unidos y Francia ha generado protestas diplomáticas que Moscú encaja negando su participación directa y lanzando nuevas campañas. La última se ha centrado en Cataluña (…). Es un asunto que, como sabe Moscú, debilita a España, cuarta potencia económica de la eurozona, y que guarda paralelismos con el referéndum promovido en Crimea por Rusia para intentar legitimar la invasión de la península ucrania.
La estrategia de medios rusos —algunos de ellos directamente relacionados con el Kremlin— para debilitar a Europa a y Estados Unidos es ya conocida. Con fondos y ejércitos de bots (perfiles robóticos que rebotan automáticamente los mensajes deseados), estos medios difunden en la Red los agresivos eslóganes de formaciones populistas o personajes como el activista Julian Assange. Muchas veces ponen en circulación en la Red noticias falsas o, cuando menos, tergiversadas. Tratan en general de criticar la represión violenta de la justicia española, alertar del despliegue de paramilitares en Cataluña y hasta atemorizar con el estallido de una nueva guerra civil.
La crisis generada por el procés se ajusta de maravilla a los métodos de esta maquinaria tan bien engrasada. Hasta ahora en España solo se había interesado para apoyar al movimiento homófobo Hazte Oír. Su actual injerencia es intolerable y peligrosa. El independentismo ha encontrado un incómodo e inesperado aliado. Un motivo más para la reflexión sobre las consecuencias de su desafío.››

FUENTES.

Artículos.
Editorial. Putin entra en campaña. “El País” (27-VII-2016). El espionaje ruso filtra correos electrónicos del Partido Demócrata estadounidense que perjudican a la candidata Clinton, en beneficio de Trump, el preferido por Putin.
Bonet, P. Moscú se pone a la defensiva en la ciberguerra. “El País” (18-XII-2016).
Ayuso, Silvia. Los servicios de inteligencia echan un pulso a Trump por el espionaje ruso. “El País” (6-I-2017). Los altos cargos de inteligencia de EE UU avisan del intenso espionaje ruso.
Mars, A. Los servicios de inteligencia afirman que Putin intentó ayudar a Trump. “El País” (7-I-2017).
Mars, A. EE UU alerta de que Moscú intenta torpedear elecciones en otros países. “El País” (8-I-2017).
Pereda, C. F. Así funcionó la estrategia de Rusia para favorecer a trump. “El País” (8-I-2017).
Martínez Ahrens, J.; Jiménez, R. EE UU acelera la investigación ante nuevas interferencias rusas en la Red. “El País” (29-IX-2017).
Editorial. Intoxicaciones rusas. “El País” (29-IX-2017).
Redacción. Otros casos sospechosos de injerencia rusa. “El País” (19-XI-2017). Los intentos rusos de interferencia política y social en EE UU, Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda, Dinamarca o España (Cataluña).
Guimón, P. Luke Harding / Periodista británico experto en Rusia. ‘La mejor operación de espionaje de la historia es la de Trump’. “El País” (19-XI-2017). Harding es autor de ‘Conspiración’ (Debate. 2017).
Alandete, D. La OTAN advierte de que España no está protegida ante la injerencia rusa. “El País” (20-XI-2017).
Salas, Javier. La gran cizaña de los ‘bots’ de Internet. “El País” (24-XI-2017). Se multiplica la amenaza de los ‘bots’ (robots) y ‘trolls’ (perfiles falsos) que difunden noticias falsas o deformadas, al servicio de Rusia, China y otras potencias interesadas en atacar la democracia y Occidente.