Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura).

miércoles, 15 de enero de 2014

Guinea Ecuatorial: la situación actual.

La situación actual de Guinea Ecuatorial.

Mapas de Guinea Ecuatorial.



Malabo.

Capital: Malabo. Superficie: 28.051 km². Población (2012): cerca de 700.000 (aunque el Gobierno indica 1,75 millones). Densidad de población (2012): 25 hab/km². Índice de desarrollo humano (IDH 2012; 0 mínimo, 1 máximo): 0,55. PIB/h (2012): cerca de 24.036 dólares (estimación del Banco Mundial; otras fuentes dan cerca de 20.000; el Gobierno guineano la reduce a la cuarta parte).

Economía.
Guinea Ecuatorial es el país con mayor renta per cápita de África, pero en realidad vive de la agricultura de subsistencia, la explotación forestal, la pesca, el comercio al por menor y el trabajo en la administración.
La gran riqueza hoy es la explotación del petróleo en los pozos marinos, en manos de empresas estadounidenses y francesas, que lo han convertido en el tercer productor africano (395.000 barriles diarios, tras Nigeria y Angola) y uno de los mayores exportadores de petróleo de África, pero las reservas son exiguas y amenazan agotarse en pocos años.
Es uno de los diez países miembros de la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC).

Sociedad.
Es el país más desigual del continente negro, con tres cuartos de la población viviendo en la miseria extrema. Es uno de los que menos invierten en educación (0,6%) y en sanidad (4%), lo que explica que sea el 14 por la cola mundial en mortalidad infantil y uno de los de menor esperanza de vida (51 años). La cooperación española, cifrada en 2011 en 10,3 millones de euros, es esencial para el mantenimiento de los servicios públicos.

Política.
Está entre los diez países más corruptos del mundo. ¿A dónde va el dinero del petróleo? Le preguntaron en 2009 al presidente Teodoro Obiang por qué no repartía mejor el dinero del petróleo en beneficio de la población y respondió que eso fomentaría la vagancia. Así que él y su clan se lo quedan casi todo. Mientras la mayoría sufre la opresión del régimen, sus acólitos viven de la corrupción (en la lista de transparencia internacional es el 163 de 174 países) entre el lujo desenfrenado, como muestra el ejemplo de su hijo Teodorín, que colecciona coches de lujo y mansiones en París o Nueva York. Hay 13 partidos legalizados, pero solo son ramificaciones del partido gubernamental para dar una patina democrática a las fraudulentas elecciones. A los que se oponen a la dictadura se les reserva la cárcel, la muerte o el exilio.
¿Qué fuerzas mantienen a este régimen brutal? Estados Unidos y Francia ganan el petróleo, España la esperanza de tenerlo y Marruecos una renta anual a cambio de tener destinada en el país una unidad militar que custodia al dictador y asegura a las potencias anteriores que no derroque a Obiang un golpe militar o una sublevación popular. Su principal enemigo es la justicia internacional, que persigue los actos de corrupción de Teodorín y sus esbirros, pero ve limitada su acción por el derecho diplomático.
¿Cómo acabará esta situación? La historia avisa que probablemente en un baño de sangre, cuando una facción del régimen vea preteridos sus intereses y aniquile al grupo dominante para usurpar su lugar. Entonces habrá una posibilidad de pactos más amplios con las fuerzas más representativas de la sociedad, pero el futuro será muy difícil porque faltan políticos y gestores que sean preparados y honestos.
El editorial Cerco a Obiang [“El País” (30-IV-2012)] explica la gravedad de la situación:
‹‹La Policía Judicial y el Banco de España han descubierto operaciones de blanqueo de capitales llevadas a cabo en España por el dictador guineano, Teodoro Obiang Ngema, y su entorno familiar y político, según la información publicada ayer por EL PAÍS. Un matrimonio ruso estaría sirviendo de testaferro a través de cuentas abiertas en Canarias, por las que habrían transitado varias decenas de millones de euros. Las investigaciones en España no son las únicas a las que está siendo sometido el dictador, cuya fortuna procede de las formidables reservas de petróleo halladas en Guinea Ecuatorial. Estados Unidos y Francia tienen abiertas causas judiciales contra miembros de la oligarquía guineana, entre ellos el hijo y posible sucesor del dictador, Teodorín.
La investigación judicial de la fortuna que Obiang y su entorno mantienen en el extranjero es una de las pocas esperanzas que la comunidad internacional puede ofrecer a los guineanos, sometidos a una feroz e inacabable dictadura por los mismos que esquilman en beneficio propio los recursos del país. El interés por acceder a las reservas guineanas, gestionadas según el capricho del dictador, ha inspirado hacia la excolonia española una política internacional dispuesta a ver avances democráticos donde no hay más que represión apenas disimulada e invariable tiranía. Antes de que Guinea se convirtiese en uno de los principales productores petrolíferos del mundo, Obiang y su entorno estuvieron sometidos a un cerco diplomático que se aligeró a medida que se conocía la dimensión de las reservas de crudo guineanas. Las acciones judiciales en curso en EE UU y Francia, y las que podrían emprenderse en España, exigen el retorno al punto de partida: Obiang y su entorno no pueden pasearse por el mundo y recibir trato de Estado sencillamente porque manejen a su antojo reservas de crudo que no les pertenecen a ellos, sino a todos los guineanos, a los que mantienen en la miseria.
En sus más de tres décadas de poder absoluto, el dictador guineano ha desarrollado una extraordinaria habilidad para explotar los titubeos y las debilidades de la comunidad internacional. El petróleo ha sido en sus manos un instrumento adicional para apuntalar un poder omnímodo y una descarada impunidad. Solo que ahora los tribunales han empezado a actuar donde la diplomacia internacional se mantuvo pasiva. Los guineanos no merecen la soledad a la que se les condenó con esa actitud.››
Artículos.
Ridao, José María. Obiang y nosotros. “El País” (14-II-2011) 17.
Gualdoni, Fernando. Entrevista. Juan Tomás Ávila Laurel / Escritor y disidente de Guinea Ecuatorial. “El País” (16-II-2011) 10.
Fodongo-Bidyogo, Donato. Lecciones del ‘caso Juan Tomás’. “El País” (24-II-2011) 31. La represión en Guinea Ecuatorial.
Mora, Miguel. La justicia francesa decomisa el tesoro de ‘Teodorín’ Obiang en París. “El País” (27-II-2012) 6.
Mora, Miguel; Irujo, José María. El niño mimado saquea Guinea. "El País" Domingo (4-III-2012) 2-4. Teodorín Obiang, acusado de corrupción, se perfila como sucesor de su padre en Guinea Ecuatorial.
Irujo, José María. Destapados los testaferros del clan Obiang. “El País” (29-IV-2012) 10-11. Una trama en España para blanquear dinero de la corrupción del Gobierno.
Redacción (editorial). Cerco a Obiang. “El País” (30-IV-2012) 22.
Irujo, José María. Francia pide a Interior que proteja a un testigo clave contra el hijo de Obiang. “El País” (10-XII-2012) 16.
Irujo, José María. La extorsión de los Obiang. “El País” Domingo (24-III-2013) 2-4. La familia del presidente extorsiona y saquea a los inversores españoles, en un ambiente de corrupción generalizada.
Naranjo, José. Guinea vuelve a votar sin alternativa. “El País” (21-V-2013) 6.
Aznárez, Juan Jesús. Urnas bajo llave en Guinea. “El País” (26-V-2013) 12. El régimen controla los comicios con mano férrea.
González, Miguel. España quiere volver a jugar en Guinea. “El País” (16-XI-2013) 14. España aprovecha un partido de fútbol entre las dos selecciones para un acercamiento diplomático.